Semana Santa: cierres perimetrales y toque de queda a las 22 horas en toda España

Sanidad y comunidades acuerdan mantener los cierres de las autonomías y limitar la movilidad nocturna en Semana Santa, así como evitar cualquier acto con riesgo de aglomeraciones

Carolina Darias, ministra de Sanidad / EFE

Carolina Darias, ministra de Sanidad / EFE

La Comisión de Salud Pública, donde se reúnen el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha acordado mantener los cierres perimetrales y fijar el toque de queda a las 10 de la noche durante las celebraciones de Semana Santa. El pacto se produce después de que varios territorios, entre ellos Galicia, solicitara consensuar las restricciones para el periodo festivo y tras una reunión que no fructificó en acuerdo este miércoles.

Las dos medidas deben todavía ser ratificadas el próximo miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), informa el Ministerio de Sanidad. La principal novedad con respecto al borrador que se iba a discutir en la reunión de este jueves es la eliminación, por falta de acuerdo, de la recomendación de que los estudiantes universitarios que residan durante el curso académico en otra región o país no puedan volver a su lugar de residencia.

Mantener los niveles de restricciones

La limitación de movilidad entre comunidades tendrá como excepciones el «retorno al lugar de residencia habitual o familiar» o las causas de fuerza mayor ya recogidas en el decreto del estado d alarma. Se recomienda, en todo caso, que en los casos sujetos a estas excepciones se realice una PCR o test de antígeno antes del viaje o a la llegada.

El documento acordado pide evitar «viajes no necesarios» e insta a las autonomías «no bajar el nivel de alerta» desde las dos semanas previas al inicio de Semana Santa «aunque los indicadores sean favorables» y «mantener las medidas establecidas en ese momento». Esto es especialmente relevante para las áreas de Pontevedra y A Coruña, que continúan con restricciones más duras que el resto de Galicia debido a la incidencia del virus y la presión hospitalaria.

Sin eventos masivos

Sanidad y CCAA han optado por no celebrar eventos masivos «de cualquier índole que impliquen aglomeración o concentración de personas». «Las ceremonias en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas según el nivel de alerta de cada comunidad autónoma», sostiene el texto.

Junto con estas limitaciones, se plantea una restricción de aforo en reuniones a un máximo de «4 personas» tanto en interiores como exteriores. Igualmente, se desaconseja «expresamente» la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.

Campaña de concienciación

Además, se considera «pertinente» hacer una campaña institucional para evitar la relajación de comportamientos bajo el nombre ‘No salvamos semanas, salvamos vidas’. «Este esfuerzo debe incluir la integración en las estrategias de comunicación de elementos dirigidos a reducir el impacto de la «fatiga pandémica» en las medidas de control y plantear los escenarios de riesgo previstos incluyendo la esperanza que aportan los buenos resultados de las vacunas utilizadas para el control de la epidemia», remacha el texto.