Ley de Vivienda: las CCAA podrán limitar los precios del alquiler si superan el 30% de la renta

La nueva normativa penaliza también a los pequeños propietarios, que tendrán que rehabilitar la vivienda si quieren subir el alquiler, y no más del 10%

La nueva Ley de Vivienda regulará el precio de las viviendas de alquiler de pequeños y grandes propietarios. En la imagen, la fachada de un edificio de la capital en la que diferentes carteles de venta y alquiler de pisos. EFE/Archivo

El Banco de España prevé un alza de la vivienda por la crisis de materiales. En la imagen, la fachada de un edificio de Madrid. EFE/Archivo

La polémica ley de vivienda que divide a los socios de Gobierno finalmente permitirá a las comunidades autónomas limitar los precios del alquiler en las zonas tensionadas. Además, ofrecerá descuentos en el IRPF a los propietarios que bajen el coste y recargos en el IBI a los inmuebles vacíos.

La nueva normativa califica como tensionada aquellos barrios en los que los gastos de la vivienda, incluido el alquiler, suponen más del 30% de los ingresos o aquellos en los que en los últimos cinco años el valor se ha disparado más de cinco puntos por encima del IPC autonómico, según ha avanzado Cadena Ser este jueves.

Anuncios de pisos y casas en venta y alquiler en el escaparate de una inmobiliaria, en Madrid. EFE

A través de esta ley, el inquilino podrá pedir una prórroga del contrato con las mismas condiciones más allá de los tres años. En los nuevos contratos no podrá subir el precio, a no ser que un pequeño propietario haya realizado mejoras en la vivienda, que en ese caso podrá aumentar hasta un 10%.

Los dueños podrán desgravarse el 90% del IRPF si bajan el precio

Por el lado contrario, si el dueño decide bajar el precio al menos un 5% podrá desgravar hasta el 90% en el IRPF. No obstante, la desgravación general será del 50%, diez puntos menos que la actual, para los nuevos contratos.

Otro de los asuntos principales que aborda la nueva norma es incentivar el uso de viviendas desocupadas. Para ello, los ayuntamientos podrán exigir un recargo del 50% a los propietarios de estos inmuebles de forma permanente durante más de dos años.

El Gobierno también pretende, a través de esta ley, reservar hasta un 30% de suelo para vivienda protegida y que la mitad de los pisos se destine al alquiler asequible, aunque con determinados matices.

Por ejemplo, si se urbaniza en una zona rural es el 30%, pero si se renueva una zona urbana es del 10%. En el caso de nuevas promociones en suelo urbano, las administraciones deberán compensar a los dueños para alcanzar ese 30%, según ha explicado el citado medio.

Avatar