Un paciente ingresado por coronavirus con atención médica. Foto: Efe/Epa/Christophe Petit Tesson

Acostar a los pacientes graves por Covid-19 boca abajo es beneficioso

stop

Un estudio realizado en Wuhan ha evidenciado los beneficios de acostar boca abajo a los pacientes graves de Covid-19 que requieren ventilación mecánica

Barcelona, 29 de marzo de 2020 (13:27 CET)

El Hospital Wuhan Jinyintan (China) ha realizado una investigación a 12 pacientes con Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA) grave relacionado con la infección por el nuevo coronavirus —y asistidos por ventilación mecánica—. Gracias a ello, se ha podido evidenciar los beneficios que conlleva para sus pulmones acostarles boca abajo.

El trabajo se realizó durante la semana del 18 de febrero por profesionales sanitarios del centro hospitalario que atendieron a los pacientes objeto del estudio, como ha publicado en la revista médica American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. “Este trabajo es la primera evidencia del comportamiento de los pulmones en pacientes con Covid-19 grave que requieren ventilación mecánica y reciben presión positiva, y demuestra que algunos no responden bien a esta presión y sí cuando se les coloca mirando hacia abajo”, detallan los investigadores.

La investigación consistió en colocar boca abajo a los pacientes durante 24 horas y en los momentos en los que tenían niveles bajos de oxígeno en sangre. En esos momentos se midió el oxigeno —junto al volumen pulmonar y la presión de la vía aérea— mediante dispositivos colocados en los respiradores de los pacientes. También se midió la aireación de sus vías respiratorias, según recoge Europa Press.

Siete pacientes recibieron al menos una sesión de posicionamiento boca abajo, otros tres también se colocaron así pero recibieron soporte vital para reemplazar la función pulmonar y cardiaca. Tres de las personas que formaban parte de la investigación fallecieron. 

Los pacientes que no se situaron boca abajo tuvieron una deficiente capacidad pulmonar, mientras que los que alternaron la posición boca arriba y boca abajo mejoraron este parámetro. “Es solo un pequeño número de pacientes, pero nuestro estudio muestra que muchos pacientes pueden estar expuestos a más daño que beneficio al tratar de aumentar la presión, ya que hemos visto que el pulmón puede mejorar cuando el paciente está boca abajo”, según zanjan los investigadores.

Fármacos que están demostrando eficacia

Según destacan los medios italianos, se está utilizando en su país un fármaco llamado tocilizumab, que ha dado signos de eficacia en múltiples pacientes —todavía no demostrados científicamente— relacionados con la capacidad para reducir la respuesta del sistema inmune que causa inflamación de los pulmones.

La hidroxicloroquina, por otra parte, ha dado buenos resultados en varios estudios. El profesor francés Didier Raoult ha realizado ahora un ensayo clínico con 80 pacientes y ha confirmado su efectividad. Y otro realizado por IHU Méditerranée Infection recomienda una terapia dual que combina hidroxicloroquina y un antibiótico pulmonar. Los efectos, en este caso, han sido confirmados por las pruebas y observaciones en 500 pacientes en el estado de Nueva York.

Otro de los métodos utilizado en China y que en España se está empezando a llevar a cabo consiste en utilizar la sangre de los que ya han superado la enfermedad y supuestamente tienen alguna "inmunidad" al virus para crear vacunas.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad