El ex presidente catalán Carles Puigdemont. EFE/HJ
stop

El ex presidente catalán hace un llamamiento a "llenar las calles" en la manifestación de ANC y Òmnium en Barcelona

Barcelona, 14 de julio de 2018 (13:56 CET)

Reinicio a la maquinaria de movilización de Carles Puigdemont. El sábado, el ex presidente autonómico recurrió a las redes sociales para hacer un llamamiento a "llenar las calles" de Barcelona en la manifestación convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y la Asociación de Derechos Civiles de Cataluña.

La concentración está convocada para este sábado para denunciar la situación de los políticos catalanes presos, y saldrá de la calle Tarrragona para llegar hasta la cárcel Modelo. Puigdemont, desde Hamburgo (Alemania), pidió "una gran manifestación de civismo, de paz y de democracia".

Reclamar la libertad, porque "todo el mundo tiene que ser libre", es el deseo expresado por el ex presidente catalán en un vídeo que ya ha sido secundado por varios líderes y políticos independentistas, entre ellos el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Puigdemont: "Que los exiliados podamos volver"

El mensaje en vídeo de Puigdemont en Twitter, compartido con el hashtag "#freetothom", incluye un texto del político fugado en el que pide que los políticos presos "salgan de las prisiones donde no tendrían que haber entrado nunca", que "los exiliados podamos volver con las familias" y que "nadie más tenga miedo de expresar sus ideas".

"Hoy las calles de Barcelona tienen que volverse a llenar de libertad, la libertad que tristemente no gozamos los que estamos en la prisión y en el exilio", dice el ex presidente catalán en el vídeo, grabado en un patio al aire libre.

"La libertad que nos quieren arrebatar, pero que nunca nos podrán quitar siempre que la tengamos en vuestras manos, en las manos de todos", agregó Puigdemont.

Esta semana, la Audiencia territorial alemana de Schleswig-Holstein decidió entregar a Puigdemont por el delito de malversación y por el presunto delito de rebelión, lo que abrió una grieta entre el juez Pablo Llarena y el presidente del gobierno Pedro Sánchez.

Mientras Sánchez prioriza la posibilidad de juzgar al ex presidente autonómico en España, Llarena sostiene que debe juzgarse por rebelión, por lo que entre sus planes todavía no prevé un regreso de Puigdemont a España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad