El taxi rodea el Parlament: "Sin solución, guerra, guerra y guerra"

Competencia atiza a la Generalitat por su guerra contra Uber y Cabify

stop

La Autoritat Catalana de la Competencia deplora la regulación prevista por la Generalitat: "Perjudica al usuario"

Barcelona, 21 de enero de 2019 (17:59 CET)

En la guerra que la Generalitat mantiene contra Uber, Cabify y las empresas de VTC, las licencias que utilizan los conductores que trabajan para estas plataformas, hay una voz que siempre se ha mostrado reacia a los planes de la administración catalana: la de la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO).

Este lunes, ante las nuevas movilizaciones de los taxistas, la ACCO ha vuelto a ser tajante. En un comunicado, el organismo regulador de Cataluña advierte de que “el establecimiento de la obligación de precontratar el servicio con una anticipación determinada (sean 15 minutos o una hora), así como la prohibición de hacer uso de sistemas de geolocalización, supone la introducción de ineficiencias artificiales e injustificadas que, en último término, perjudican a los usuarios”.

Para la ACCO, los 15 minutos de precontratación "perjudican a los usuarios"

La Autoridad Catalana de la Competencia lleva advirtiendo de los peligros de limitar la actividad de las nuevas plataformas de movilidad. Lo hizo en julio, cuando el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) quiso imponer una licencia VTC extra, y lo ha vuelto hacer esta vez, cuando la Generalitat se ha plegado al taxi para poder salvar el Mobile World Congress (MWC)

 “La ACCO considera que la regulación del taxi basada en un número limitado de licencias y precios regulados no tiene razón de ser en el contexto económico y tecnológico actual”, añaden en el comunicado.

Explican, además, que “hay una nueva legislación que regula todas las modalidades de servicios de transporte urbano de viajeros en vehículos de turismo que permita la competencia en precios y calidad”.

Un reglamento “altamente discriminatorio”...

Sin ir más lejos, el director general de la ACCO, Marc Realp, consideró la pasada semana que el plan de la Generalitat es “altamente discriminatorio”. Realp, en concreto, se refirió a que los vehículos de alquiler con conductor (VTC) tengan que precontratar sus servicios con una antelación mínima, así como volver a la base después de cada trayecto.   

Realp valoró negativamente esta posibilidad, que parecía del agrado del departamento de Territorio y Sostenibilidad, dirigido por el conseller Damià Calvet, que en ese momento elaboraba el decreto para regular los servicios de plataformas como Uber y Cabify en Cataluña.

...pero que se retrasa

No obstante, en las últimas horas el Govern ha trasladado que ve difícil cumplir los plazos marcados si las dos partes del conflicto, taxistas y conductores de VTC, siguen la misma dinámica, ocupando las calles y cortando los accesos de Barcelona

Es por ello que desde la Generalitat piden ahora un diálogo “sin chantajes ni ocupaciones de la vía pública”. En la mañana de este lunes, miembros de la administración catalana se han reunido por primera vez con la patronal de las VTC, Unauto, que ha exigido más diálogo para encontrar una solución conjunta. 

“Las posiciones están muy alejadas, lo que unos consideran poco, los otros lo ven muchísimo”, ha reconocido el propio Calvet tras el encuentro, en el que se han abordado los polémicos 15 minutos de tiempo mínimo de precontratación

Está previsto que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se desplace hasta Barcelona durante la tarde de este lunes. Fuentes del Ejecutivo catalán aseguran que el presidente se reunirá a las 20.00 horas con el conseller de Interior, Miquel Buch, y con Calvet.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad