Huelga de taxistas en la Gran Vía de Barcelona. Foto: EFE/TA

El conflicto sigue: los taxistas y VTC se aferran a la huelga

stop

La asamblea de taxistas rechaza la propuesta del Govern de fijar un tiempo superior para la contratación de un servicio de VTC

Barcelona, 20 de enero de 2019 (09:37 CET)

Pese al principio de acuerdo al que llegaron la Generalitat y el sector del taxi tras la reunión de más de tres horas que mantuvieron el sábado en la tarde, la asamblea de taxistas acordó por mayoría rechazar la oferta del Govern y decidió extender la huelga indefinida en la Gran Via de Barcelona.

El consejero de Territorio y Sostenibilidd, Damià Calvet, explicó que el Govern está dispuesto a modificar su decreto ley para fijar un periodo de tiempo superior a los 15 minutos desde que se contrata hasta que se presta un servicio de VTC (alquiler de vehículo con conductor), que supone una de las principales reivindicaciones de los taxistas.

Calvet no se atrevio a especificar el lapso con el que propone modificar el decreto ley y dijo que este domingo y el lunes estudiarán técnica y jurídicamente esta propuesta con los gabinetes jurídicos para trasladarlo el martes al Consell Executiu. Calvet condicionó su propuesta a que los taxis den por finalizada la huelga.

No obstante, tras exponer el panorama como algo "muy positivo" a sus compañeros, el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, informó de que la asamblea de taxistas rechazó la propuesta del Govern. "Cuando sepamos cuánto aumenta el tiempo decidiremos", dijeron fuentes del sector del taxi. Y así, la huelga no será desconvocada aún.

Los taxistas y VTC paralizan dos vías de Barcelona

El periodo de tiempo entre la contratación y la prestación de un servicio de VTC, en aras de diferenciarle del servicio inmediato del taxi, es una solución incluida en el decreto del Govern para regular a plataformas como Uber y Cabify. Pero la iniciativa es rechazada tanto por los taxistas como por los VTC, que no están del todo de acuerdo.

Después de lamentar agresiones físicas y verbales desde el inicio de la huelga de taxistas en la Gran Vía, y a la luz de que Calvet se reunió el sábado con los taxistas y no con sus representantes, los conductores de licencias VTC dieron paso a su contra protesta, bloqueando algunos carriles de la Avenida Diagonal.

Así las cosas, mientras unos 450 taxistas tenían tomada la Gran Vía, unos 300 conductores de servicios de VTC hacían lo propio en la Diagonal, provocando un infierno para la movilidad que supuso múltiples desvíos y un tráfico poco fluido en algunas zonas de la capital catalana, aunque de impacto leve por tratarse de fin de semana.

Un conductor de Cabify aseguró a Efe el sábado en la noche que no se moverán de la Diagonal hasta ver los avances de un acuerdo con la administración. "Somos 3.000 VTC y tenemos fuerza para congelar el Mobile World Congress o la ciudad", agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad