El periodista Xabier Fortes en una emisión de 'Los desayunos' de TVE antes de ser apartado de la franja matinal de La 1 | RTVE/Archivo
stop

La 1 no logra alcanzar el 9% de cuota de pantalla en el mes de junio y sus informativos tienen cada vez menos audiencia respecto a Antena 3 y Telecinco

Alessandro Solís

Economía Digital

El periodista Xabier Fortes en una emisión de 'Los desayunos' de TVE antes de ser apartado de la franja matinal de La 1 | RTVE/Archivo

Barcelona, 01 de julio de 2020 (20:04 CET)

Malos tiempos para la televisión pública. Según datos de Kantar Media recogidos en los informes de audiencias de Barlovento Comunicación, el Grupo RTVE cosechó en su conjunto en junio un share del 14,7%, lo que supone una considerable caída del 16,4% respecto al mes de marzo, tras las primeras semanas de estado de alarma. Ninguno de los informativos del ente público fue una de las emisiones más vistas en junio, un ránking copado a más de la mitad por los informativos de las 15.00 horas de Antena 3.

Así las cosas, el empujón de audiencia que experimentó la primera cadena de TVE al inicio del estado de alarma por el coronavirus ha sido un espejismo, toda vez que las cifras han entrado en caída libre durante la desescalada. 

La 1 había gozado en marzo pasado de un repunte de un dígito en su cuota de audiencia, alcanzando el 10,1%, aunque sin acariciar el liderazgo en la tabla, y eso a pesar de que las cadenas más populares (Antena 3 y Telecinco) redujeron sus cifras en aquel mes hasta el 14,3% y el 11,5%. El avance de la primera cadena de RTVE no duró mucho, puesto que en los siguientes meses inició su particular desescalada hasta el 8,9% de cuota de junio.

Los informativos de La 1 siguen siendo los terceros del podio, con una cuota del 10,8% en junio, otro declive notable si se compara con los datos de marzo, cuando esta cifra alcanzó el 13,9%. Por lo contrario, los programas de noticias de Antena 3 y Telecinco mejoran sustancialmente sus resultados tras el estado de alarma, pasando del 15,6% y el 15,1% de cuota en marzo al 16,9% y el 16,2% en junio, respectivamente.

Crisis en RTVE

El batacazo de audiencia de RTVE tse suma a una crisis en el ente público que lleva meses en marcha y que está condenada a acabar con una revolución en la programación que irrita a muchos trabajadores y que ya se ha cobrado varios ceses y dimisiones. El objetivo de la cúpula que capitanea Rosa María Mateo es mejorar los datos de audiencia de la corporación, según ha explicado ella misma.

Parte del plan, que está llevando a cabo el director de informativos Enric Hernández, pasa por reducir el peso de los informativos territoriales de las 14.00 horas en La 1 para que duren solo en torno a 20 minutos a la hora de la comida y otros 20 minutos sobre las 16.00 horas. Donde hasta ahora ha habido información de los centros regionales de RTVE a partir de septiembre habrá un concurso llamado Bloqueados por el muro.

El propósito de este cambio es explícitamente el de entrar en la guerra de audiencias contra La ruleta de la suerteYa es mediodía y el final de Al rojo vivo, pues se trata de una franja en la que Mateo y Hernández ven oportunidad de crecimiento y en la que temen el sorpasso de La Sexta. También se ha alterado la franja matinal porque, según Mateo, no fidelizaba a la audiencia. Este cambio supuso cesar a María Casado y recolocar a Xabier Fortes.

Mateo, en su más reciente comparecencia en la comisión mixta de control a RTVE, a finales de junio, se despojó de responsabilidades por la caída de la audiencia de la corporación, alegando que "para tener más público se necesita dinero". En ese sentido, pidió el regreso de la publicidad a TVE para mejorar las cuentas, que cerraron 2019 con un déficit de casi 30 millones de euros y se prevé que este año lo harán con otros 50 millones también en rojo.

Caída de La Sexta

Por su parte, La Sexta, cuyos informativos tenían un share del 11,7% en el mes en que se impuso el confinamiento ahora han caído al 9,2% durante el mes en el que se puso en marcha la desescalada. 

En estos momentos, sus informativos son los menos vistos por detrás de La 1, Telecinco y Antena 3. Si el confinamiento premió en marzo al canal cuya cara más conocida es Antonio García Ferreras con una cuota de audiencia de los informativos del 11,7%, en junio la cifra ha caído hasta el 9,2% (el 2,5% menos en cuatro meses). 

La Sexta, en todo caso, tendrá la oportunidad de emitir la primera entrevista televisiva con Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno responderá las preguntas de Ferras este jueves 2 de julio a las 13.00 horas en Al rojo vivo, un programa que consiguió el primer día de junio una cuota del 16,6% y acabó el mes con una del 13,3% (una diferencia del 3,3%).

El programa de Ferreras no se ha situado durante ninguno de los cuatro meses de la pandemia en el listado de las emisiones más vistas en España, a pesar de que el 14 de marzo —el día en que Sánchez decretó el estado de alarma— registró su máximo histórico de audiencia con un share del 17,4%. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad