Rubalcaba reprocha a Mas su aislamiento y que no negocie una reforma federal para España

stop

Duran defiende al President y asegura que el problema es de Rajoy, que no reconoce el problema político que supone las demandas de singularidad de Catalunya

Rubalcaba, Costas y Duran en las jornadas del Cercle d'Economia I ED

30 de mayo de 2014 (14:12 CET)

Mise en scène de la tercera vía en Sitges. El Cercle d’Economia se ha implicado en buscar un acuerdo entre Catalunya y España, e insiste en que “el tiempo no ha pasado” en palabras de su presidente, Antón Costas, y en que “no puede haber una especie de destino, como si fuera una tragedia griega”.

Pero para algunos ese tiempo sí se está acabando. Es el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba. El todavía secretario general del PSOE, ha querido jugar un último papel, aunque seguirá contribuyendo a la causa federal. En un debate con Josep Antoni Duran Lleida, que, --aunque también con una larga carrera política a sus espaldas--, sigue en la brecha, Rubalcaba ha reprochado al President Artur Mas que considere que el problema ya no es de Catalunya, sino del Estado.

Mas sigue el guión

“En mi conversación con el President Mas, lo que le reprocho es que diga que el Estado debe hacer una oferta, una reforma constitucional y que luego ya la atenderá, y el problema no es del Estado, que también. Es del conjunto de España y de Catalunya, y debería sentarse para buscar una reforma de carácter federal”, ha asegurado el líder socialista.

Ese es uno de los grandes problemas ahora, porque Mas esperará, pero mientras sigue su camino, con la fecha del 9 de noviembre en el horizonte.

Acotar las reformas

Duran ha compartido buena parte del análisis de Rubalcaba, con la idea de reformar España, pero “acotando la reforma de la Constitución, para que no se abra como un melón y acabe resultando un desastre”. Sin embargo, el líder de Unió ha defendido al President Mas, al señalar que no es que se aísle, es que comprueba que el mayor responsable, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se mueve. “Rajoy sigue sin ver que el tema de Catalunya es un problema político de primer orden para España”, ha sentenciado.

Los dos dirigentes, escuchados con atención por un foro repleto de empresarios y de políticos como Jordi Pujol, José Montilla, Pere Navarro, o Josep Sánchez Llibre, han dejado constancia de que es urgente un gran acuerdo, a tres bandas, como mínimo, entre los dos grandes partidos y el Govern de la Generalitat. “Como mínimo es una cosa a tres, pero se debe llegar a un gran acuerdo, ver qué cosas cambiamos en la Constitución, y buscar una solución”.

Más café para todos o singularidad

Y ahí llega el otro problema. El propio Duran no es partidario de abrir una negociación para rehacer todo el estado autonómico, sino de buscar una relación bilateral entre Catalunya y España.

Rubalcaba, en esa cuestión, lo tiene claro. Para el líder socialista, esté o no en primera línea, y en eso representa buena parte de la clase política española, lo que está en juego es todo el Estado autonómico. “En un estado federal, que lo que significa es acuerdo y pacto, se pueden encontrar soluciones para la singularidad de Catalunya, pero hay que solucionar los problemas del conjunto, de las que desean blindar sus competencias, y de las que quieren un proceso de centralización”.

Ha sido, por tanto, un acto voluntarista de la tercera vía, a la espera de respuestas del PP, que, por ahora, no se mueve.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad