Sánchez prevé sellar "lo antes posible" un pacto con Podemos. Foto: EFE/FA

Sánchez prevé sellar "lo antes posible" un pacto con Podemos

stop

Pedro Sánchez apura las negociaciones con Podemos: el PSOE se reunirá "en los próximos días" con el partido de Pablo Iglesias para "reiniciar el diálogo"

Barcelona, 14 de agosto de 2019 (20:27 CET)

Después de explotar el permiso de paternidad de Pablo Iglesias mediante unas jornadas de focos en las que mantuvo una ronda de contactos con los líderes patronales y sindicales, Pedro Sánchez está listo para sellar "lo antes posible" un pacto con Unidas Podemos. Así lo transmitieron dirigentes socialistas este miércoles, que informaron de que el Gobierno en funciones se reunirá "en los próximos días" con la formación morada.

El PSOE quiere superar la investidura de septiembre sin aceptar la exigencia de coalición de Iglesias. Hace una semana, el partido avisó que daba por perdido el mes de agosto para esta misión y que retomaría los contactos dentro de unas semanas, pero este miércoles la presidenta de la formación, Cristina Narbona, dijo que tienen la intención de reunirse con Unidas Podemos "dentro de pocos días" para "reiniciar el diálogo".

El Gobierno socialista en funciones abordará estos encuentros bajo la máxima del "no" al Gobierno de coalición y el "sí" a un acuerdo programático. En ese sentido, avanzó que trabaja en torno a un documento forjado con propuestas de la sociedad civil y el sector económico, que complementa con las recomendaciones y peticiones de diferentes sectores como el económico, el sindical, el cultural, el feminista y el científico.

La estrategia de Sánchez: doblegar a Podemos o ir a elecciones

Los socialistas esperan que este documento impulse un "punto de aproximación" con Podemos y otros grupos parlamentarios necesarios para sacar adelante la investidura de Sánchez. Narbona pidió a los de Iglesias "partir desde las políticas para luego llegar a ver cómo se concreta un acuerdo" entre ambas formaciones, todo mientras Sánchez disfruta de sus vacaciones en Andalucía alejado de los focos por primera vez en meses.

Las declaraciones encajan con la estrategia socialista que han señalado los analistas políticos, que pasa por la filosofía de doblegar a Podemos en septiembre o destruirlo en noviembre, en unas nuevas elecciones que Sánchez se vería obligado a convocar si su investidura fracasa por segunda vez. La derecha ya se prepara para ese escenario, así como la Administración General del Estado, y también hay nuevas encuestas para subir apuestas.

Dos nuevos sondeos publicados esta semana sitúan nuevamente al PSOE a la cabeza en intención de voto, pero una hipotética alianza con Podemos seguiría necesitando el apoyo de los independentistas. Precisamente, el PSOE también se reunirá con Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana (ERC) en las próximas semanas, aunque advirtió de que Sánchez no participará en esos encuentros, lo que enfadó al separatismo.

Además de estos factores, premia en la urgencia del PSOE para retomar el diálogo con Podemos la necesidad de "estabilidad parlamentaria" que acusó este miércoles la ministra de Economía, Nadia Calviño, que dijo que estar sin Gobierno tiene "costes en términos de oportunidad económica", por lo que demandó que el pacto con Iglesias se selle "lo antes posible" para tranquilizar a los mercados con un acuerdo que entiendan en clave económica.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, afirmó que una nueva convocatoria electoral sería devastadora para el país y que "el objetivo es que suceda lo que los españoles decidieron en las urnas" porque "hay urgencias que no pueden esperar". Lastra informó de que el PSOE aprovechará las casi seis semanas hasta el 23 de septiembre para intentar alcanzar el acuerdo programático.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad