El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, durante el debate de la moción de censura impulsada por Ciudadanos en el que ni siquiera ha tomado la palabra. /EFE/ Quique García

Torra sobrevive a la moción de censura con la ayuda del PSC

stop

Quim Torra supera la moción de censura de Ciudadanos pese a que todos los grupos de la oposición reconocieron que hay motivos para echarle

Economía Digital

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, durante el debate de la moción de censura impulsada por Ciudadanos en el que ni siquiera ha tomado la palabra. /EFE/ Quique García

Barcelona, 07 de octubre de 2019 (19:24 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, superó este lunes la moción de censura interpuesta por Ciudadanos por 96 votos en contra (Junts per Catalunya, ERC, Catalunya en Comú-Podem y CUP), 40  a favor (Cs y OO) y 17 abstenciones (PSC). Torra ni siquiera toma la palabra durante la sesión.

Fue una moción de censura condenada al fracaso pese a que todos los grupos de la oposición consideraron, sin excepción, que había motivos para censurar la acción de gobierno de Torra.

Ciudadanos solo encontró el apoyo del PP. El resto de formaciones de la oposición recriminaron a la candidata naranja, Lorena Roldán, que convirtiera la sesión en un acto de precampaña de las elecciones generales del 10-N.

Roldán aprovechó la censura contra Torra para atacar a los socialistas. No solo dirigió los dardos contra el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, sino contra el presidente el funciones del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez.

El PSC se abstuvo, pero eso no evitó que Iceta se llevara los palos de Ciudadanos y de ERC por motivos opuestos. Roldán acusó al socialista de “dar la espalda al constitucionalismo”, pese a que con el voto de este grupo tampoco habrían superado la moción de censura.

Salvador Sabriá, portavoz de ERC, indicó a Iceta que “su abstención no le sirve para taparse las vergüenzas”. Le reprochó el apoyo que su partido dio en 2017 a la aplicación el artículo 155 de la Constitución para cesar al gobierno de Carles Puigdemont y el que está dispuesto a dar a Pedro Sánchez para que aplique la Ley de Seguridad Nacional.

Iceta atacó a partes iguales a Torra y a Roldán. Indicó que había motivos de sobra para apartar al presidente de la Generalitat, pero precisó que no era a través de una moción “electoralista” como la que presentó Ciudadanos.

Recordó a Roldán que ella “sabe” que no tenía ninguna posibilidad de ganar la moción y que ni siquiera buscó apoyos. Insistió en que se trataba de una “operación propagandística” por parte de un partido que está “asediado por las encuestas electorales adversas”.

Recordó a Roldán que ella “sabe” que no tenía ninguna posibilidad de ganar la moción y que ni siquiera buscó apoyos. Insistió en que se trataba de una “operación propagandística” por parte de un partido que está “asediado por las encuestas electorales adversas”.

Torra dejo las réplicas a Ciudadanos en manos de la portavoz de su gobierno, Meritxell Budó, y del presidente del grupo parlamentario de Junts per Cataluña, Albert Batet. Ambos insistieron en el “electoralismo” de la iniciativa de Cs.

"Esto no es un bar, no es un plató ni un pabellón para hacer actos de campaña, esto es el Parlamento", indicó Budó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad