Ayuso prepara una rebaja histórica del IRPF: cada madrileño ahorrará de media 98 euros

Isabel Díaz Ayuso quiere recortar hasta 300 millones de euros del IRPF a través de un plan que se activará en 2022 y supondrá la mayor rebaja fiscal de la historia

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, interviene durante un acto de campaña celebrado este sábado en Pozuelo de Alarcón. EFE/J.J. Guillén

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, interviene durante un acto de campaña celebrado este sábado en Pozuelo de Alarcón. EFE/J.J. Guillén

Isabel Díaz Ayuso prepara una rebaja fiscal de medio punto en todos los tramos del IRPF. La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid llevará este anuncio al discurso que dará este jueves en la Asamblea en la primera sesión del debate de investidura y explicará que el objetivo de esta disminución de impuestos es la reactivación económica.  

Esta es una de las promesas electorales que la líder popular hizo en las elecciones de 2019. La pandemia no le permitió llevar a cabo esta iniciativa, pero ahora, visualizando el fin del coronavirus, la dirigente pretende recortar hasta 300 millones de euros del IRPF.  

La idea de Ayuso es aprobar un proyecto de ley este mismo año para que entre en vigor en 2022. Así, los contribuyentes podrán beneficiarse de esta rebaja en la campaña de la Renta de 2022. 

Tras los comicios del 4-M. el PP tiene la suficiente fuerza parlamentaria como para llevar a cabo esta medida que, según han informado este jueves varios medios de comunicación, beneficiará a más de tres millones de contribuyentes que se ahorrarán de media hasta 98,75 euros.  

La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace una declaración tras acudir a la Asamblea de Madrid este miércoles para recoger el acta que la acredita como diputada electa de la cámara regional. EFE/Víctor Lerena

De esta forma, Madrid se convertirá en la Comunidad con el tramo mínimo de impuesto sobre la renta más bajo de toda España, tan solo del 8,5%. Esta rebaja se concentrará en las rentas más bajas, en las que la disminución será del 5,6% frente al 2,7% de las altas.  

El tipo marginal máximo en la Comunidad de Madrid es del 45%, una tasa muy inferior al 54% de la Comunidad Valenciana, el 52% de Navarra, el 51,5% de La Rioja, el 50,5% de Canarias, o del 50% de Cataluña, Asturias y Cantabria, según ha informado Expansión.  

Las rentas altas ahorrarán más

No obstante, según ha adelantado El País, los datos facilitados por el Ejecutivo regional en funciones muestran que el ahorro será mayor cuanto más alta sea la renta.

Por ejemplo, las personas cuyas rentas sean de hasta 12.450 euros ahorrarán 4,42 euros, mientras que los que alcancen los 53.407,21 se quedarán con 507,76 euros, ha explicado el citado diario según los cálculos de Hacienda.  

En cualquier caso, el Gobierno madrileño siempre ha presumido de ser la región en la que las rentas bajas pagan menos impuestos. Según los cálculos del equipo de Ayuso, un madrileño que gane 20.000 euros anuales tributará hasta 337 euros menos que un catalán.

En comparación con las regiones gobernadas por el PSOE, Hacienda apunta que los madrileños pagan hasta 150 euros menos de media.  

Un madrileño que gane 20.000 euros anuales tributará hasta 337 euros menos que un catalán

Por otro lado, Ayuso también comunicará hoy que los jóvenes que vivan de alquiler podrán ahorrarse hasta 1.200 euros en el IRPF, lo que equivale a un 20% más que lo que pueden descontar actualmente.  

Sánchez puede poner en peligro esta rebaja fiscal

Pero los planes del Gobierno de la Comunidad de Madrid pueden torcerse si Pedro Sánchez así lo desea. El Gobierno central quiere imponer una armonización fiscal que obligue a la región a establecer impuestos que hasta ahora apenas tenían peso, como es el de Patrimonio y Sucesiones y Donaciones.  

Para evitar que esto suceda, la reelegida presidenta anunciará este jueves su idea de llevar a la Asamblea una Ley de Defensa de la Autonomía Fiscal de la Comunidad de Madrid, “tomando como referencia las competencias en esta materia que emanan de la Constitución y que permiten que Madrid pueda decidir libremente su política fiscal sobre los tributos cedidos por el Estado”, han indicado fuentes del ejecutivo madrileño a Expansión