Manuel Castells aleja a la universidad española de Europa

España seguirá con el llamado modelo 4+1, que requerirá un año más que en el resto de Europa para conseguir un título universitario

El ministro de Universidades, Manuel Castells, interviene durante el pleno del Senado / EFE

Se acabó el sistema 3+2 que el PP quería para en la universidad española y que se aplica en la mayoría de países de Europa. El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha aprobado por Real Decreto que la mayoría de grados universitarios tengan cuatro años de duración. Las etapas se configurarán así: el grado, máster y doctorado.

Los grados seguirán teniendo 240 créditos, excepto aquellos que por directrices europeas deban ser de 300 o 360 créditos. En cuanto a los másteres, podrán ser de 60, 90 o 120 créditos (entre un curso y dos de duración). Al doctorado se podrá acceder con 300 créditos aprobados, siempre que sean la suma de los dos anteriores.

La polémica se remonta a cuando José Ignacio Wert fue ministro de Educación. La decisión permitió que las universidades pudieran ofrecer de forma voluntaria entre 180 y 240 créditos –equivalente a 3 o 4 cursos académicos respectivamente– para facilitar la internacionalización de los títulos con el resto de Europa, que siguen en su mayoría el sistema 3+2.

El decreto también impulsa las prácticas universitarias

El decreto tenía una derivada que provocó el rechazo de parte de la comunidad educativa. ¿El motivo? Que los másteres son más caros en España, y la redistribución de los estudios en un plan de 3+2 hubiera obligado a las familias a desembolsar una mayor cantidad de dinero.

Los grados de cuatro años podrán incorporar prácticas académicas externas, con el objetivo de reforzar la formación recibida. Estas prácticas externas se podrán llevar a cabo en instituciones, administraciones, empresas, organizaciones sociales, sindicales, y también en otras entidades.

El decreto también pretende otorgar seguridad a los estudiantes que realicen estas actividades formativas. Las prácticas se concretarán a partir de “un contrato laboral que tendrá como objeto fundamental el desarrollo de la formación del estudiante y estará mediado por un Convenio Marco entre la universidad y la entidad”.

España se queda sola con el sistema 4+1

España forma parte del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), una mancomunidad universitaria de una cincuentena de Estados que se reconocen automáticamente sus títulos. Así, un grado expedido en Francia tiene validez en Italia o en Polonia.

Los estados pueden optar por un modelo de 3+2 o de 4+1. Solo siete países del EEES optaron por el segundo, entre ellos España. La situación dificulta la movilidad internacional, porque una persona con un título francés de tres años necesitará un año extra en nuestro país. La única manera de evitarlo sería con la suma de los 5 años: 3 de la carrera y 2 del máster.