El colapso del coronavirus aumentará las muertes por otras causas

La OMS alerta de que las interrupciones sanitarias condicionan el tratamiento de las afecciones cardíacas, el cáncer, la diabetes o la salud mental

La pandemia de coronavirus ha puesto en jaque a los sistemas sanitarios de todo el planeta. Mientras los servicios de salud se centraban en contener la Covid-19, han dejado de lado el tratamiento de otras enfermedades como las afecciones cardíacas, el cáncer, la diabetes o la salud mental, que incrementarán sus tasas de mortalidad. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado en un informe de que el 90% de los países ha sufrido interrupciones en los servicios de salud en los últimos meses, lo que desembocará en un incremento de los fallecidos por otras patologías a corto, medio y largo plazo. “Es razonable anticipar que incluso una interrupción modesta en los servicios esenciales de salud podría conducir a una morbilidad y mortalidad por causas distintas de Covid-19”, explica el texto.

El diagnóstico y el tratamiento del cáncer, por ejemplo, se ha visto temporalmente suspendido en el 55 % de los territorios, mientras que el 32% de los estados han dejado de ofrecer sus servicios de terapia antirretroviral para los pacientes el sida (VIH) en algún momento de la pandemia, de acuerdo a la encuesta realizada en un total de 105 estados de todo el mundo. 

El confinamiento, la reducción de los servicios médicos o el traslado del personal sanitario para atender la emergencia provocada por la crisis sanitaria del coronavirus son algunas de las causas que la OMS atribuye a la cancelación de los tratamientos. “Los servicios de salud esenciales se vieron afectados en todos los ámbitos”, explica el documento.

Uno de los focos de su informe se centra en la situación que atravesaron los servicios de urgencias de los sistemas sanitarios, unas unidades imprescindibles para frenar la mortalidad, pero que se vieron interrumpidos en uno de cada cuatro países, lo que deja expuestos a los pacientes. 

Ante esta situación, la OMS apuesta por “mejorar la vigilancia en tiempo real” en el seno de los sistemas sanitarios. Se trata de la única solución para anticipar las consecuencias de la expansión del coronavirus, que todavía no tiene fin y que está marcada por los rebrotes. “El impacto puede ir más más allá de la pandemia inmediata, ya que los países pueden encontrarse con que los recursos sanitarios están desbordados”, explica el informe.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.