El Gobierno y el PP retoman este jueves la negociación para renovar el CGPJ

El Gobierno iniciará una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios. Empezará con el PP porque "toca reiniciar la relación"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, en una de sus reuniones. EFE

Ya han pasado 960 días desde que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debería haber sido renovado. Este órgano lleva ya casi tres años en funciones por la falta de acuerdo entre el Gobierno y el PP para su renovación y, ante esta situación el nuevo ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que se define como un “hombre de pactos”, ha anunciado que este jueves iniciará con los populares una ronda de contactos para tratar cuestiones prioritarias.

El hombre fuerte de Pedro Sánchez se reunirá con todos los grupos parlamentarios. Pero su preferencia será el PP porque “toca reiniciar la relación”. El ministro ha tendido la mano a los de Pablo Casado para retomar las negociaciones. Pero antes ha puntualizado que “es importante que el PP sepa que la Constitución y las leyes hay que cumplirlas”.

“Cuando a uno le conviene más o le conviene menos no es importante, lo importante es que la Constitución, las instituciones funcionen con normalidad”, ha apostillado. Por eso, se ha ofrecido a sentarse mañana mismo a hablar y ha propuesto “crear un clima de diálogo favorable”.

Bolaños rechaza modificar las mayorías para elegir a los miembros

Sin embargo, el titular de Presidencia ha rechazado modificar las mayorías para elegir a los 20 miembros del Consejo pese a que el Consejo de Europa ha instado a España no solo a la renovación del órgano, sino también a permitir que una parte de sus miembros sean elegidos directamente por los jueces.

“La ley tiene más de 30 años y ha servido para que se renueve en múltiples ocasiones. Es constitucional y respeta el Derecho y los estándares europeos”, ha defendido. En este sentido ha recordado que una parte del CGPJ debe recibir el aval de los magistrados
“antes de llegar a la votación parlamentaria”.

“La ley tiene más de 30 años y ha servido para que se renueve en múltiples ocasiones”

Uno de los vetos del PP es el juez José Ricardo de Prada, uno de los propuestos por el Gobierno. Al ser preguntado por si está dispuesto a renunciar a él el ministro ha respondido que no le parece prudente hablar de nombres propios. “No me siento cómodo para decidir a quién hay que incluir o excluir. “Los vetos personales no llevan a ninguna parte”, ha criticado

Además, ha señalado que poner condiciones no le parece una buena manera de iniciar el diálogo. “Yo estoy dispuesto a sentarme en esa mesa, el Gobierno está dispuesto a sentarse en esa mesa y vamos a ver cuáles son las fórmulas, que lo que es esencial es que busquemos un acuerdo y que lo hagamos por supuesto para garantizar la independencia del poder judicial“, ha concluido Bolaños.

El PP dice que sus condiciones están muy claras

Minutos más tarde, el vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado en declaraciones a la misma cadena que si Sánchez quiere “mañana mismo se puede avanzar en esa renovación de los órganos constitucionales”. No obstante, ha añadido que las condiciones del PP están muy claras:

“Las ha planteado el propio Pablo Casado personalmente a Pedro Sánchez cuando le ha llamado, cuando ha querido hablar y también en la sede de la soberanía nacional”. Pero la última vez que hablaron fue, según ha recordado Montesinos, por la crisis de Marruecos. “Y llamó Casado”, ha agregado.

Noelia Tabanera