Ferraz negociará una salida de consenso con Susana Díaz

La reforma de los estatutos en el Congreso Federal de 2017 impide la creación de una gestora que pueda descabalgar a Díaz si la andaluza no dimite antes.

Susana Díaz dejará la secretaría general del PSOE-A este verano. Efe

En Ferraz no se fían de que Susana Díaz vaya a facilitar una transición tranquila al candidato ganador de las primarias, Juan Espadas. La secretaria general del PSOE-A ya ha dejado claro que no se presentará para renovar su cargo, pero el escollo reside en que no ha dimitido.

Ni Espadas ni nadie en Ferraz quieren una bicefalia hasta que se celebre el congreso regional, esperado para finales de año. De ahí que la dirección nacional negociará estos días una «salida de consenso» con Díaz antes que imponer la vía de la gestora, como algunas fuentes socialistas barajaron en un primer momento y que los estatutos prohíben si Díaz no dimite.

«No, todavía no han hablado pero hablarán», comentan este lunes por la mañana fuentes del PSOE-A a Economía Digital sobre la conversación pendiente entre Díaz y Espadas. Será ahí donde el ganador de las primarias negocie una solución de consenso para que Díaz abandone de inmediato la Secretaría General del PSOE-A y no espere estos meses a la celebración del congreso regional.

En Ferraz buscan que el propio Espadas logre convencer a Díaz y que la dirección nacional no tenga que intervenir. Sin embargo, tampoco lo descartan.

Los estatutos impiden descabalgar a Díaz

Desde la Ejecutiva insisten en hablar de una «solución de consenso» para evitar un posible «victimismo» de la líder andaluza si la dirección forzase su salida mediante una gestora.

Algunos en el partido ponían el ejemplo de la salida ‘forzada’ de Tomás Gómez de Madrid, con cambio de cerradura de la sede incluido. Sin embargo, fuentes de Ferraz explican que eso ya no es posible hacerlo por el cambio en los estatutos.

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, en una sesión de control en el Parlamento al presidente de la Junta, Juanma Moreno / EFE
La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, en una sesión de control en el Parlamento al presidente de la Junta, Juanma Moreno. Foto: EFE

La reforma de los estatutos en el Congreso Federal de 2017 impide la creación de una gestora que pueda descabalgar a Díaz si la andaluza no dimite antes.

El artículo 344 del reglamento considera que «únicamente dará lugar a la constitución de una Comisión Gestora cuando dimita la persona titular de la Secretaría General en el ámbito municipal de gran ciudad, comarcal, provincial, insular, regional, de nacionalidad o federal».

De aquí que desde la dirección nacional se pida a Díaz y a su entorno «colaboración» para asumir su dimisión tras «una holgada victoria de Espadas».

Los mensajes de Ábalos

«No hay ningún problema a nivel orgánico», así describió este lunes el secretario de Organización, José Luis Ábalos, la situación con respecto a Díaz. El ministro utilizó la diplomacia de cara a los medios para enviar mensajes subliminales a la andaluza tras su derrota frente a Espadas.

De esta forma, Ábalos deslizó: «Todos vamos a ayudar a ese liderazgo (en relación a Espadas) y esa es la obligación»; «Damos por hecho que todos van a estar ayudando al compañero Espadas» y «Ha sido una victoria rotunda en torno al candidato Espadas y ha quedado claro cuál es la voz de la militancia».

El ministro de Transportes y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, en un acto del PSOE. Foto: EFE/JCC/Archivo

«Los socialistas creemos en la democracia y la demostramos. Es la militancia la que da y la que quita liderazgos en el PSOE. Con Espadas abrimos un tiempo nuevo, estamos confiados en su capacidad para ofrecer un proyecto nuevo e ilusionante. Sabe que tendrá detrás a todo el partido», dijo Ábalos.

«Para nosotros después de las primarias ha quedado claro cuál es la voz de la militancia. Ha sido una victoria rotunda de Espadas, es la expresión de quién tiene que llevar adelante el proyecto socialista para conseguir la mayor cuota de confianza del electorado. Es el liderazgo que quedó de manifiesto y legítimo», insistió el secretario de Organización del PSOE.

Los socialistas más cercanos a Sánchez buscan presionar a Díaz para que «no saque conejos de la chistera» asegurando que «es capaz de todo con tal de resistir».

Las conversaciones se sucederán estos días y de ahí, Espadas avanzará una ruta que pasa por hacer cambios en la federación y en el Grupo Parlamentario del PSOE-A. Los ‘susanistas’ lo tienen claro: «somos conscientes de que nos van a apartar». En Ferraz siguen atentos y no dejan a Espadas para que se haga una transición «tranquila», afirman.