Marlaska se niega a dimitir tras la restitución de Pérez de los Cobos

El ministro del Interior hace su primera aparición pública en seis días, después de que la Audiencia Nacional le haya obligado a readmitir al jefe de la Guardia Civil en Madrid

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, (i) en la toma de posesión de la nueva Jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, (i) en la toma de posesión de la nueva Jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE

Fernando Grande Marlaska no está dispuesto a soltar su puesto como ministro del Interior. La decisión de la Justicia de obligarle a restituir al coronel Diego Pérez de los Cobos no ha hecho mella en él, que se mantendrá en el Gobierno a pesar de las presiones de la oposición para que abandone. “No tengo ninguna voluntad de dimitir, sigo trabajando“, ha reafirmado este lunes a los medios de comunicación en una visita oficial a Teruel.

Era su primera aparición pública en más de seis días, desde que la Audiencia Nacional ordenó la restitución del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, que había sido fulminado once meses antes por el propio ministro del Interior. El juez consideró que el motivo del despido fue “ilegal” y dejó retratada la decisión de Marlaska.

El ministro del Interior argumentó entonces que el cambio se debía a la “pérdida de confianza” en el coronel, después de que se negara a proporcionar información de la investigación en marcha de la Guardia Civil sobre la manifestación del 8 de marzo de 2020 y su influencia en la expansión del coronavirus. Sin embargo, los tribunales le dieron esta semana la razón a Pérez de los Cobos y concluyeron que estaba cumpliendo con “la ley y el expreso mandato judicial”.

Casi una semana después del varapalo judicial, Marlaska ha vuelto a hacer una aparición pública, se ha reafirmado en su puesto y ha recordado que ya ha recurrido la sentencia de la Audiencia Nacional. Su negativa a dejar la cartera del Interior deja la decisión final en manos del propio presidente, Pedro Sánchez.

La oposición prepara una ofensiva parlamentaria para acabar con Marlaska

La resolución judicial motivó una rápida reacción de la oposición. El Partido Popular, Ciudadanos y Vox exigieron ya entonces la dimisión del ministro del Interior. Ahora, están dispuestos a trasladar el debate hasta el Congreso de Ministros para forzar una respuesta del presidente del Gobierno.

El PP ha concedido al líder del Ejecutivo un plazo de 24 horas para sacar a Marlaska del Consejo de Ministros o pondrán en marcha la maquinaria política. “No pude permanecer ni un minuto más en el Gobierno. Si Sánchez no lo cesa mañana, iniciaremos una ofensiva parlamentaria para denunciar una situación absolutamente anómala en democracia”, ha advertido la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán.

Ciudadanos también ha censurado con fuerza la decisión de Marlaska de aferrarse al Ministerio del Interior y ha lanzado un alegato para tratar de limpiar la imagen de Pérez de los Cobos después de haberse negado a acatar una “orden ilegal”. “Me parece verdaderamente bochornoso que no presente su dimisión y no tenga un atisbo de dignidad después de lo que dice la sentencia de la Audiencia Nacional”, ha subrayado el portavoz parlamentario, Edmundo Bal.

Sus críticas se suman a los reproches que también ha puesto sobre la mesa Vox en la última semana. La formación de Santiago Abascal ha activado sus redes sociales para exigir la dimisión de Marlaska. La portavoz adjunta, Macarena Olona, llegó a calificar al ministro de “indigno y prevaricador” cuando se dio a conocer la sentencia.