Marruecos excluye a España de la Operación Paso del Estrecho en plena crisis diplomática

Marruecos solo permitirá el regreso de sus ciudadanos a través de los puertos franceses e italianos. Vincula la decisión a motivos sanitarios

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya. Foto: EFE

Marruecos ha decidido excluir a España en la denominada Operación Paso del Estrecho, que permite coordinar el ingreso de los viajeros procedentes de Europa hacia sus lugares de origen en el norte de África durante los periodos vacacionales. En plana crisis diplomática, el Gobierno marroquí ha vetado a los puertos españoles para realizar las travesías.

El Ejecutivo del país vecino ha explicado en un comunicado que el retorno de los emigrantes se hará exclusivamente a través de los puertos franceses de Marsella y Sète, así como el italiano de Génova. Son los mismos que se mantuvieron abiertos a lo largo de 2020 durante la crisis sanitaria del coronavirus, aunque ahora la situación epidemiológica es distinta.

Marruecos ha extendido además algunas medidas adicionales de ingreso en el país por vía marítima como la obligación de presentar una prueba PCR negativa que acredite a los visitantes que no están infectados de la Covid-19. En el interior del barco se realizará otro test rápido de diagnóstico para verificar los datos.

La decisión supone un revés para los marroquíes residentes en el extranjero que cada año atraviesan España por tierra para embarcar en un ferry desde Andalucía que les conduzca al norte de Marruecos. En un año normal, la operación puede desencadenar el paso de más de 3,3 millones de viajeros y de 750.000 vehículos en dirección al país africano.

El veto a los puertos españoles eleva la crisis diplomática con Marruecos

Marruecos ha advertido que se trata de una decisión fundamentada exclusivamente en criterios sanitarios, según ha publicado la Agencia Efe. Sin embargo, la medida se ha producido en un momento marcado por las delicadas relaciones diplomáticas con España a raíz del ingreso hospitalario del líder saharaui del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital de Logroño.

La crisis política desencadenó una oleada masiva de migrantes sobre los límites fronterizos de la ciudad autónoma de Ceuta y una respuesta contundente por parte del presidente Pedro Sánchez que acusó a Marruecos de haber forzado la operación migratoria y le recordó la importancia de sus relaciones para tener un interlocutor con la Unión Europea.

La suspensión de la Operación Paso del Estrecho supondrá un problema añadido para los ciudadanos marroquíes que regresen a su país pero también tendrá un impacto directo en el sector de transporte de pasajeros español. Los puertos de Algeciras, Tarifa, Málaga, Motril, Almería, Alicante, Valencia, Melilla y Ceuta son los que participan cada año en el operativo.

La decisión se ha producido a pesar de que España mantiene una situación epidemiológica estable gracias al avance de la campaña de vacunación que le ha permitido rebajar la incidencia acumulada hasta los 117 casos positivos por cada 100.000 habitantes. La ocupación de las UCI ha caído hasta 12,1% según la última actualización del Ministerio de Sanidad.

Eso sí, Marruecos no es el único país que conserva sus restricciones. Aunque la implantación del pasaporte europeo de vacunación permitirá reanudar los viajes con normalidad en toda la Unión Europea, algunos países como Reino Unido sí que conservan de momento sus medidas de contención para los turistas que visiten España como la obligación de pasar una cuarentena a su regreso.