Ministros del PSOE tachan de “error” que Sánchez no haya tomado medidas tras el fin del estado de alarma

Ministros del PSOE tachan de "error" el no haber articulado un plan alternativo tras el fin del estado de alarma y confirman a ED que no se discutió con todas las carteras.

Nuevos problemas para Pedro Sánchez. El desmadre producido por los ‘botellones’ y las fiestas celebradas en todas las comunidades autónomas tras el fin del estado de alarma causan preocupación en Moncloa. Barones socialistas como el castellanomanchego Emiliano García-Page; el presidente de Canarias, el socialista, Ángel Víctor Torres, o los socios del Gobierno como el PNV, ya han elevado sus quejas al presidente.

Según ha podido saber Economía Digital, a este malestar en las administraciones y comunidades se han sumado también ministros socialistas consultados por este medio. Los responsables de estos ministerios tachan de “error” el no haber articulado un plan alternativo tras el fin del estado de alarma y confirman que no se discutió con todas las carteras.

Sánchez y sus 22 ministros tras una cita informal en la finca toledana de Quintos de Mora. Foto: EFE

Este lunes, desde el Ejecutivo cambian de versión y el Gobierno se abre ahora a “estudiar y apoyar” el estado de alarma si algún territorio lo pide. Mientras se produce el ‘lío’ judicial, advertido por ED hace un mes, donde la Fiscalía da vía libre al toque de queda establecido en Valencia, a la vez que rechaza la petición de Murcia redactada con las mismas pretensiones.

El Gobierno intenta ofrecer una nueva versión respecto a los 17 ‘galimatías’ que se están produciendo en los distintos territorios tras el fin del estado de alarma. Pedro Sánchez fue tajante en un primero momento y aseguró que los tribunales superiores de Justicia y el Consejo Interterritorial de Salud serían los únicos instrumentos de las comunidades para imponer restricciones tras el fin del estado de alarma, el pasado 9 de mayo.

El Partido Popular lideró una iniciativa, ya anunciada desde hace meses, para establecer un pacto y modificar vía Congreso de los Diputados tres normas sanitarias con las que los territorios pudieran legislar sin necesidad del criterio dispar de los 17 tribunales superiores de justicia. Este medio también se hizo eco del malestar de los jueces al respecto, ya que toda la responsabilidad recae en ellos y esto se suma al atasco judicial por falta de medio que persigue a la Justicia sine die.

Este lunes, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, dejó abierta la posibilidad de que “si el lehendakari o cualquier presidente autonómico lo plantease” para su comunidad, “el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría”, respecto al toque de queda. Algo que desde el PP se burlan asegurando que la propia legislación vigente ya puede actuar respecto al toque de queda para impedir ‘botellones’. “Los ayuntamientos solo deben hacer cumplir la normativa municipal”, señaló este lunes el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

El presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, se une esta vez a los populares señalando que “para acabar el estado de alarma debía haber habido un periodo de transición” y esta opinión también es respaldada por varios ministros socialistas, según ha podido contrastar ED.

Campo, Marlaska y Maroto salen a dar la cara

En defensa del enroque del Gobierno han salido este lunes los ministros de Justicia y de Interior, Juan Carlos Campo y Fernando Grande-Marlaska.

“Hay mil razones que avalan que la situación del estado de alarma tiene unos márgenes muy concretos. Ahora mismo el marco es desigual. Unos territorios están en unos índices tremendamente buenos. No es necesaria la cobertura de un estado de alarma porque contamos con un arsenal normativo para impedir eso”, defiende Campo a diferencia que otros de sus compañeros al frente del Gobierno.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa en octubre en la Moncloa. /EFE/Zipi
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa en octubre en la Moncloa. Foto: EFE/Zipi

Marlaska señaló que “ha habido previsión en todos los ámbitos. La fatiga ha podido influir en la ciudadanía -respecto a los ‘botellones’. Se tomarán las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la ley. Las CCAA deberán de adoptar las medidas necesarias en colaboración con el Gobierno central”, sentenció.

Y la ministra de Turismo, Reyes Maroto, calificó este lunes de “reprochables” las imágenes vistas de fiestas este fin de semana, “sobre todo, de la gente joven que necesitaba expresar su felicidad de una manera que no es la adecuada y yo espero que todo quede en una anécdota”, zanjó.

“En 15 días se puede tener una ley de pandemias”

El Partido Popular y los socios de Sánchez reclaman una ley de pandemias para que los casos de Covid no se vuelvan a disparar, con la vacunación sin llegar todavía al 70%.

“Ofrecimos un plan B jurídico para que este sábado entrase en vigor una ley de pandemias que permitiera a las comunidades autónomas gestionar. Este Gobierno no ha dialogado. Ahora leo que se abre a cambiar la ley. Bueno, en 15 días se podría tener”, ha señalado el secretario general del PP, Teodoro García Egea en una entrevista en la cadena SER.

El presidente del PP, Pablo Casado./ EFE
El presidente del PP, Pablo Casado, denuncia el caos en las calles tras el estado de alarma. Foto: EFE

 “Ahora mismo no hay un plan B como proponía el PP y ahora estamos en el plan C del caos de Sánchez… Las comunidades autónomas han hecho lo que han podido, los Tribunales Superiores de Justicia han hecho más de lo que podían, y el Supremo hará más de lo que le compete. La irresponsabilidad de Sánchez cuesta vidas. España no merece este caos que no se ha visto en ningún otro lugar del mundo. Llevamos desde abril de 2020 diciendo que hace plan de pandemia, no se puede estar en alarma todo el rato”, añadió el líder del PP, Pablo Casado.

La pandemia no ha desaparecido y los líderes regionales tienen en mente el caso vasco. Hace apenas un mes, la final de la Copa del Rey desató las aglomeraciones y los contagios. Hoy la incidencia acumulada de la región es la más alta de España: en los últimos 14 días ha registrado 447 casos por cada 100.000 habitantes y tiene sus UCI al 36,96%.

El territorio está en riesgo extremo y en el gobierno autonómico las molestias han pasado a palabras mayores: “No ha habido mucha posibilidad de diálogo ni acuerdo” con Sánchez, criticó abiertamente el portavoz vasco Bingen Zupiria.

El Congreso de los Diputados es una olla en ebullición y este martes se verá en el Pleno con distintos partidos preguntando al Gobierno por esta problemática y ante un repunte de los contagios en plena vacunación de los mayores.

Varios diputados señalan a ED que no van a dejar escapar al Ejecutivo y el miércoles en la sesión de Control podría haber duros reproches si Moncloa no se abre a negociar, no un toque de queda, una normativa que deje hacer a las CCAA más allá de cargar la responsabilidad en la Justicia.