El PP hace el vacío a Cayetana en Barcelona mientras arropa a Rajoy en Madrid

La diputada por Barcelona denuncia la "pseudo-operación" para intentar "relegar a los mejores", y ha ejemplificado con la caída en desgracia de Alejandro Fernández ante Génova

Las diputadas por Barcelona de PP y Cs Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas

Ni rastro de Génova, ni tampoco de la cúpula del PP en Cataluña. Cayetana Álvarez de Toledo ha participado en el acto Constitución, Universidad y Convivencia en Barcelona organizado por el CLAC y S’ha Acabat! junto a Inés Arrimadas, mientras la plana mayor de su formación asiste en Madrid a la presentación de libro de Mariano Rajoy, Política para adultos.

Ni siquiera había en el coloquio representantes de la dirección del PPC. Y, pese al desplante del partido, Álvarez de Toledo ha denunciado la «pseudo-operación» para intentar «relegar a los mejores», y ha ejemplificado con Alejandro Fernández, que no cuenta con las simpatías de Génova para seguir al frente del partido en Cataluña.

Una fotografía muy distinta a la del acto de Rajoy, donde la plana mayor de Génova y grandes perfiles institucionales, como José Luis Martínez-Almeida, no han faltado a al cita. Pablo Casado ha asistido al acto, igual que Isabel Díaz-Ayuso, que ha evitado fotografiarse junto al presidente de su partido, y ha forzado a que el exmandatario español se ponga entre ellos.

Foto de familia de los asistentes a la presentación del libro de Mariano Rajoy, en la que han coincidido Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. EFE/David Fernández

La herida entre Álvarez de Toledo y su partido es cada vez más grande. La diputada por Barcelona rompió la disciplina de voto ante los pactos con el PSOE para renovar el Tribunal Constitucional, algo que ha provocado una sanción económica. Ya había sido apartada como portavoz en el Congreso por ser un verso libre dentro del PP.

Un desplante que ya se produjo en la presentación de su libro Políticamente Indeseable este lunes en Madrid. De los 89 parlamentarios del PP, únicamente fueron dos, pese a que la presentación del libro fue en el Círculo de Bellas Artes, muy cerca del Congreso. Álvarez de Toledo cerró filas con Ayuso, mientras criticaba a «quienes no habían estado a la altura».

Los que sí que han asistido en masa en Barcelona son Cs. En los asientos reservados estaban las primeras espadas naranjas autonómicas, como el presidente en el Parlament, Carlos Carrizosa; diputados como Nacho Martín-Blanco o Anna Grau; y la líder municipal, Mariluz Guilarte. También, representantes de Societat Civil Catalana o Asamblea por una Escuela Bilingüe.

«No existe el nacionalismo moderado»

En el acto organizado por el Centro Libre Arte y Cultura, Álvarez de Toledo ha pedido que el espacio del constitucionalismo se «refunde» para vencer a la «reacción en movimiento» que representa el nacionalismo catalán, y ha pedido un trabajo a «largo plazo»: «No existe una varita mágica para borrar el populismo».

La diputada del PP también ha cargado contra los intentos de rearmar el «catalanismo, el pujolismo», a través de algunas plataformas vinculadas al PDeCAT, donde los partidarios de resucitar este espacio se procuran en señalar que «reniegan de Puigdemont»: «No existe el nacionalismo moderado. Reactivarlo supondría reeditar la política que nos ha traído hasta aquí».

Cayetana Álvarez de Toledo ha asegurado que «tiene que haber deslegitimación de la ideología nacionalista», y ha criticado a los que ven en el Pdecat un «germen de una nueva CDC». «Esto está infectado, el nacionalismo es reaccionario, es tribalista, es conflicto. En otros países es una ideología que avergüenza a los demócratas».

Álvarez de Toledo pide «el reagrupamiento de los mejores»

Lejos de las tentaciones de coquetear con el nacionalismo, Cayetana sí que ha incidido en el «reagrupamiento de los mejores», que coincide con la presentación del Manifiesto Constitucionalista que ella misma impulsa y que pretende unir al centro-derecha. Un guante que Inés Arrimadas ha sorteado entre críticas al PP por sus pactos pasados con CiU.

La diputada del PP por Barcelona también ha acusado al PSOE «de resucitar el procés para ponerse al frente», y ha acusado al Gobierno de estar liderando un «proceso de deslegitimación del orden constitucional»: «Llevar a Otegi a la Moncloa, reunirse con él, hacerle un ongi etorri«.

Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas en el coloquio organizado por el CLAC y S’ha Acabat!

También ha cargado contra el Gobierno la líder de Ciudadanos. «S’ha acabat el bròquil«, ha categorizado Arrimadas para definir el fin de 40 años de política de apaciguamiento: «Ceder ante estos señores no funciona, unos señores que se creen superiores. Lejos de desactivar esa pulsión lo que estás haciendo es generar la consciencia de que se lo merecen».

Arrimadas: «No se puede ser nacionalista y progresista»

Arrimadas también ha criticado que el 6% de Netflix esté tapando otras concesiones de Sánchez a ERC. Ha ejemplificado con la Ley de Convivencia Universitaria, que permitiría una situación de «impunidad absoluta de lo que pase en los campus», y que «rompe el principio de igualdad».

Contra el Gobierno, ambas han insistido en que «el PSOE no es un interlocutor válido». «Si en esta lucha contra el nacionalismo no somos capaces que la gente no entienda que no va de izquierdas o derechas, va a ser muy complicado», ha asegurado Inés Arrimadas, mientras ha recordado que «no se puede ser nacionalista y progresista».

La líder naranja ha reconocido el trabajo de muchas de las entidades en defensa de la constitución y del bilingüismo, como Societat Civil Catalana (SCC), Impulso Ciudadano o Asamblea por una Escuela Bilingüe, y ha criticado al Gobierno por su pasividad ante la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a un 25% de castellano en las escuelas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña