PSC, ERC, JxCat y ECP logran un acuerdo para preservar inmersión lingüística

La ley presentada por las formaciones acuerda que la decisión de impartir las asignaturas en una u otra lengua se basará en criterios pedagógicos

Imagen de archivo de una manifestación de apoyo al modelo de inmersión lingüística, que actualmente se aplica en Cataluña / EFE

Imagen de archivo de una manifestación de apoyo al modelo de inmersión lingüística / EFE

El govern ha pactado con el PSC y los comuns un acuerdo con el que se pretende preservar la inmersión lingüística en las escuelas de Cataluña tras la sentencia del Supremo por la que se obligaba a impartir un mínimo del 25% de las asignaturas en castellano.

La ley impulsada por las cuatro formaciones reconoce que tanto el catalán como castellano son lenguas de «uso curricular» y establece que los porcentajes de enseñanza en cada una de ellas se fijará «de acuerdo con criterios pedagógicos«.

El texto pactado sostiene que el catalán será la lengua «normalmente usada» en la enseñanza en Cataluña, por lo menos en la enseñanza no universitaria. También lo será en la acogida de nuevos alumnos, mientras que el castellano se utilizará «en los términos que fijen los proyectos lingüísticos de cada centro«.

En este punto, se subraya que «la enseñanza y el uso curricular y educativo del catalán y del castellano tienen que estar garantizados y tener una presencia adecuada en los currículum y en los proyectos educativos para que todo el alumnado alcance el dominio oral y escrito de las dos lenguas oficiales al final de la educación obligatoria».

Sin entrar en delimitar porcentajes, la proposición de ley indica que «el alcance de la presencia» de cada una de las dos lenguas cooficiales «se tiene que determinar exclusivamente con criterios pedagógicos y de forma singularizada para cada uno de los centros educativos».

En este sentido, detalla que se definirá cuántas asignaturas se imparten en cada lengua atendiendo a «la situación sociolingüística general, la de los centros y su entorno, los objetivos de normalización lingüística y la evolución del proceso de aprendizaje lingüístico, oral y escrito, de acuerdo con los instrumentos de control, evaluación y mejora de las competencias lingüísticas».

El texto registrado incluye tres disposiciones adicionales, una de ellas para garantizar el aprendizaje y el uso curricular del aranés en la zona del Val d’Aran.