Retrasar la segunda dosis de Pfizer triplica los anticuerpos

Un estudio británico concluye que retrasar la segunda dosis de Pfizer 12 semanas otorga una protección contra la covid hasta 3,5 veces mayor

Una mujer sale de un centro de vacunación masiva en Empton, Reino Unido. EFE/ Andy Rain

Una mujer sale de un centro de vacunación masiva en Empton, Reino Unido. EFE/ Andy Rain

La decisión del Reino Unido de retrasar las segundas dosis de las vacunas comenzó siendo una problemática estrategia para inmunizar con la primera inyección a más población, pero ha resultado ser un modo de aumentar la protección contra el coronavirus. Un estudio dirigido por la Universidad de Birmingham ha descubierto que la respuesta de quienes recibieron las dosis con 12 semanas de diferencia en vez de tres es hasta 3,5 veces mayor.  

“Hemos demostrado que las respuestas máximas de anticuerpos después de la segunda vacunación de Pfizer aumentan considerablemente en las personas mayores cuando se retrasa de 11 a 12 semanas. Hay una marcada diferencia entre estos dos programas en términos de respuestas de anticuerpos que vemos», ha explicado Helen Parry, autora principal del estudio, que se centra principalmente en personas mayores de 80 años y vulnerables.  

Independientemente de lo espaciadas que estén ambas inyecciones, las vacunas protegen de la Covid-19, indica esta investigación que todavía tiene que ser revisada por pares. Sin embargo, la prolongación de la espera hace que, al triplicar la protección inicial, esta dure también más tiempo. Y es que, con el paso del tiempo, los niveles de anticuerpos disminuyen. No obstante, esta investigación.

Un centro de vacunación en Londres, el 7 de abril de 2021. Científicos estiman que Reino Unido tendrá inmunidad de grupo contra el coronavirus el 12 de abril | EFE/EPA/AR
Un centro de vacunación en Londres, el 7 de abril de 2021. Científicos estiman que Reino Unido tendrá inmunidad de grupo contra el coronavirus el 12 de abril | EFE/EPA/AR

Los científicos analizaron muestras de sangre de 175 personas mayores de 80 años tras recibir su  primera  vacuna y nuevamente después de la segunda. Entre los participantes, 99 recibieron la segunda inyección después de tres semanas, mientras que 73 esperaron doce. Después del segundo pinchazo todos tenían anticuerpos, pero el primer grupo los triplicaba. 

El estudio avala la decisión del Reino Unido de retrasar las segundas dosis 

En un primer momento, la decisión del Gobierno de Borish Johnson -también planteada por España- no fue bien recibida por los reguladores de medicamentos. Los ensayos clínicos se realizaron siguiendo una serie de pautas y mostraron efectividad cuando las dosis se inoculaban con tres semanas de diferencia. 

Sin embargo, ya en febrero investigadores de la Universidad de Oxford advirtieron que los anticuerpos se duplicaban cuando el segundo pinchazo se demoraba tres meses. La conclusión a la que han llegado ahora los científicos de Birmingham ha ido más lejos y ha comparado las respuestas inmunes después de inocular el remedio de Pfizer en diferentes tiempos. Y, de esta forma, avala la decisión de las autoridades británicas. 

“Este estudio respalda aún más el creciente cuerpo de evidencia de que el enfoque adoptado en el Reino Unido de retrasar la segunda dosis realmente ha dado sus frutos”

Gayatri Amirthalingam, epidemiólogo

“Este estudio respalda aún más el creciente cuerpo de evidencia de que el enfoque adoptado en el Reino Unido de retrasar la segunda dosis realmente ha dado sus frutos”, ha asegurado  Gayatri Amirthalingam, epidemiólogo consultor de Public Health England, el sistema público de salud inglés, que ha colaborado con esta investigación. 

Una pareja pasea por el centro de Londres, la ciudad más afectada por la aparición de una nueva cepa del coronavirus en Reino Unido. EFE/Archivo

«Las personas necesitan realmente completar su segunda dosis cuando se les ofrece porque no solo proporciona protección adicional sino una protección potencialmente más duradera contra Covid-19», ha añadido.  

Este descubrimiento se produce cuando nuevos datos de las autoridades sanitarias han apuntado que la campaña de vacunación había evitado 11.700 muertes para fines de abril de 2021 en personas de 60 años o más, y al menos 33.000 hospitalizaciones en personas de 65 años o más en el mismo período. 

«En general, estos datos añaden un apoyo considerable a la política de retrasar la segunda dosis de la vacuna Covid-19 cuando la disponibilidad de la vacuna es limitada y la población en riesgo es grande», ha aseverado Eleanor Riley, profesora de inmunología y enfermedades infecciosas en la Universidad de Edimburgo. 

Y ha concluido: «El seguimiento a más largo plazo de esta cohorte nos ayudará a comprender qué intervalo de vacunación será óptimo en el futuro, una vez que haya pasado la crisis inmediata». 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Noelia Tabanera