Urkullu pide a Sánchez la gestión de los fondos europeos

El lehendakari pide a Sánchez una "gestión multinivel" de los fondos europeos para lograr "la mayor eficiencia e interlocución".

El lehendakari Iñigo Urkullu ha solicitado al Gobierno la gestión de los fondos europeos. En una reunión de dos horas en Moncloa, el mandatario vasco ha solicitado varias concesiones a Pedro Sánchez como la transferencia de Prisiones en marzo, mayor capacidad de decisión a la hora de afrontar la pandemia y que las comunidades autónomas puedan participar en la gestión de los fondos europeos. Fuentes del PNV desvelan a Economía Digital que el encuentro ha resultado “satisfactorio” y este martes dará cuenta de ello el propio Urkullu ante los medios.

Desde que revalidó su cargo en las pasadas elecciones autonómicas y por razones sanitarias, el lehendakari Urkullu no pudo asistir a la tradicional reunión con el presidente tras ganar los comicios. Lo que en Moncloa esperaban una reunión “de trámite” terminó en un “encuentro satisfactorio” para los vascos. Así lo señalan tras solicitar una mayor capacidad de gestión sobre las ayudas europeas.

“Hemos abordado el modo en el que se deben de repartir los fondos europeos”, señalan desde la formación vasca. Urkullu lleva semanas solicitando al Gobierno de Pedro Sánchez que deje participar a los distintos territorios en la toma de decisiones en esta cuestión. El mandatario ha acudido con un documento en la mano, ‘Euskadi Next’, donde se reflejan los casi 200 proyectos que el País Vasco va a presentar para optar a la financiación europea y que cuantifican en algo más de 5.700 millones de euros.

Los vascos piden una “gestión multinivel” para lograr la mayor eficiencia y el máximo grado de ejecución de los fondos y hacerlo con una adecuada “interlocución tanto institucional, entre los dos Gobiernos y con la Unión Europea, como de colaboración con la iniciativa privada”.

Transferir Prisiones en marzo

Urkullu también ha recalcado a Sánchez la necesidad de traspasar la competencia de Prisiones al País Vasco este mes de marzo y la gestión del Ingreso Mínimo Vital, que podría servir de antesala a la cesión de la Seguridad Social tal y como vienen reclamando estos meses atrás en el PNV.  Los vascos dejan esta materia para el final, al fin y al cabo sería la guinda del pastel, y proponen como fecha para su transferencia al País Vasco, previa negociación, a mayo de 2022.

El lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversan en Moncloa. Foto: EFE

Moncloa ya actualizó el calendario de transferencias al País Vasco de la casi una treintena de materias que aún quedan pendientes. Sin embargo, la cesión de Prisiones, se trata de una competencia que figura en el llamado primer bloque de materias a transferir. En este apartado algunas de las materias están en un estado muy avanzado de negociación. El acuerdo alcanzado el pasado 20 de febrero fijaba su ejecución para diciembre de 2020, si bien ahora se retrasa a marzo del próximo año.

Según ha podido saber Economía Digital, los equipos de la consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi, y el de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, han mantenido “intensas conversaciones” en las últimas semanas sobre los términos para materializar el traspaso. A partir de ahora la negociación se centrará en concretar las funciones y servicios que asume País Vasco, así como las condiciones, derechos y obligaciones de las instalaciones y los medios personales. 

Marlaska tendrá que explicarlo en el Congreso

Unas conversaciones que inquietan a la oposición al desconocerlos. Precisamente este lunes, la Diputación Permanente del Congreso aprobó la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que aclare en qué consisten dichas competencias y en qué modo afectará el traspaso. Los populares consideran que se trata de “otra cesión más a los vascos a cambio de haber aprobado los Presupuestos, que deslegitima a España”.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa sobre el temporal 'Filomena', el 10 de enero de 2021 desde la Delegación del Gobierno en Madrid | EFE/RJ
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa sobre el temporal ‘Filomena’, el 10 de enero de 2021 desde la Delegación del Gobierno en Madrid | EFE/RJ

En la lista se incluye además de las cárceles transferir otra decena de materias que asumiría el País Vasco antes de seis meses. Hasta entonces se activará un nuevo proceso de negociación para acordar las condiciones de la cesión de estas competencias y que abarcan desde la gestión y ordenación del litoral hasta los paradores de turismo, el transporte por carretera, los servicios de meteorología, la seguridad privada o los seguros.

En segundo lugar, en el periodo que va desde la próxima primavera y hasta octubre del próximo año se abriría otra fase de negociaciones para 17 competencias que incluyen ámbitos como la gestión de aeropuertos y puertos, materia de inmigración, líneas ferroviarias, la inspección pesquera, regimen electoral municipal o los permisos de matriculación y circulación.

El lehendakari también solicitó en la reunión que se les conceda más capacidad de decisión para afrontar con eficacia la pandemia y “evitar la judicialización de las decisiones”. Entre las medidas que solicitó figura la de adelantar el ‘toque de queda’ a las 20.00 horas, tal y como se ha aplicado en otros países europeos pero que el Ministerio de Sanidad por ahora se resiste a aplicar.

Veremos si con el cambio de Salvador Illa, Sanidad cede a modificar el decreto sobre el estado de alarma para que las comunidades puedan adelantar el toque de queda o proceder a realizar confinamientos, tal y como algunas ya solicitaron la semana pasada.