El récord de contagios pone contra las cuerdas la Navidad valenciana

La Comunidad Valenciana alcanza su máximo de contagios diarios con 2.841 casos positivos, a una semana de que arranquen las fiestas navideñas

017c1b6fb867ed11e73d53c0257090629d9d3c17

Pedro Sánchez ya ha advertido que conversará con los gobiernos autonómicos para incrementar las restricciones sociales durante la Navidad si la situación epidemiológica empeora y la Comunidad Valenciana tiene todas las papeletas para entrar en la ronda. El nuevo récord de contagios amenaza con desbaratar los planes sanitarios de fin de año.

La región firmó este martes su récord diario de contagios tras contabilizar 2.841 casos positivos y 38 nuevas víctimas mortales de Covid-19 en apenas 24 horas. Son las cifras más altas de toda la segunda oleada, superando incluso los momentos más críticos de mediados del mes de noviembre, cuando se llegaron a notificar 2.341 contagios en una jornada.

La Comunidad Valenciana es una de las regiones que está bajo la lupa en España después de haber incrementado su ritmo de contagios, cuando queda poco más de una semana para el inicio de las fiestas navideñas. La incidencia acumulada ha remontado en los últimos días hasta alcanzar los 227 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Muy cerca del umbral de “riesgo extremo” establecido por el Ministerio de Sanidad.

La situación es especialmente preocupante en las residencias de personas de la tercera edad que han sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia. Un total de 94 centros están en alerta por la aparición de al menos un caso positivo, lo que dificulta que puedan reunirse con sus familiares para celebrar la Nochebuena, la Navidad o la Nochevieja.

Tampoco los datos de presión asistencial hace prever unas fiestas tranquilas en los principales hospitales de la Comunidad Valenciana. Todavía hay 1.181 pacientes ingresados por coronavirus, de los que 228 permanecen con un cuadro grave en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) repartidas por la región.

Las autoridades sanitarias tienen la vista puesta además en los nuevos focos de expansión de la enfermedad. La Conselleria de Sanidad ha detectado 50 nuevos brotes repartidos por las tres provincias valencianas. El más relevante es el que se ha producido en Rafelbunyol y que ha supuesto el contagio de al menos 31 personas que pertenecían al mismo entorno laboral.

Con todos estos indicadores epidemiológicos en la mano, el Gobierno de la Comunidad Valenciana ya estudia los posibles escenarios con los que se encontrará dentro de ocho días cuando arranquen las fiestas. El presidente, Ximo Puig, no ha querido poner la mano en el fuego y ha dejado la puerta abierta a un incremento de las restricciones.