El Valencia C.F. enfada a Ximo Puig por su actitud en la reunión sobre Nou Mestalla

El club cuenta con una deuda de más de 150 millones de euros

EvfbklnXYAAOIy3

Fuente: GVA

En agosto de 2007 comenzó la construcción del que llamaron Nou Mestalla, el nuevo estadio del Valencia Club de Fútbol. Tras dos años, el club se declaró insolvente y se paralizaron las obras. Desde ese momento el estadio ha quedado intacto. El proyecto ha sufrido remodelaciones, sin embargo nunca se han puesto en marcha.

Esta situación ha provocado malestar entre la dirección del Valencia C.F. y la Administración, tanto local como regional. Ayer, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se reunió con el presidente del club, Anil Murthy y el consejero y director ejecutivo, Joey Lim.

Murthy fue recibido en el Palau de la Generalitat por petición propia, con el objetivo de retomar las obras del estadio, dado que la Actuación Territorial Estratégica (ATE) va a caducar el próximo mes de mayor. Este convenio con la Administración establecía que entre 2018 y la primavera de este año se debían finalizar la construcción. De no ser así, las infraestructuras serían derribadas.

Sin embargo, la reunión, que tan solo duró media hora, no fue como Puig esperaba, dado que a la salida declaró: «La credibilidad y el crédito de Meriton están bajo mínimos». Meriton Holdings es el holding a través del cual su máximo accionista, el magnate singapurense Peter Lim, posee la mayoría de las acciones del Valencia C.F.

nou mestalla 2

Sobre la prórroga de la ATE, Puig indicó que no se había solicitado «nada». «Estamos como estábamos en septiembre, no hay avances, la situación ha empeorado desde el punto de vista del crédito de vista de Meriton en la Comunidad Valenciana«, zanjó.

El presidente del club, en un comunicado de prensa emitido por la propia entidad, simplemente declara: “el nuevo estadio del Valencia C.F. es un activo muy importante para el Club y el objetivo es terminarlo”. Sin embargo, su prioridad es mejorar el nivel del equipo tras «una fuerte reestructuración presupuestaria el pasado verano».

Las cuentas del VCF

Las cuentas auditadas el pasado mes de junio indicaban que el fondo de maniobra del Valencia C.F. se encontraba en la cifra negativa de 163,63 millones de euros, un 15% más que el último dato conocido. Esta situación llevó a que la dirección tuviese que pactar con los jugadores un aplazamiento entre 13 y 17 meses el pago de la ficha.

Además, durante el verano el club se deshizo de los jugadores con los salarios más elevados, como fue el caso de Daniel Parejo o Rodrigo Moreno. El primero fue traspasado al Villareal de forma gratuita y Moreno por 40 millones de euros.

El Ayuntamiento de Valencia

Desde el Consistorio de la capital valencia, llevan meses avisando al club que si no veían ningún tipo de intención de reanudar las obras, no se prorrogaría la ATE. De hecho, la vicealcaldesa, Sandra Gómez, explicó hace ocho días: «Reitero que el club debe cumplir con los compromisos legales y jurídicos que tienen con los valencianos”.

“Es obvio que el proyecto debe modificarse, es indiscutible que hay que renovar la licencia de obras y por lo tanto, lo único que estamos pidiendo es que haya algún gesto de buena voluntad«, añadió Gómez.