Mónica Oltra, sin argumentos tras el recurso de Camps ante el TJUE por el aval de la Fórmula 1

La consellera trata de salir del paso tras el cierre de otra causa más del ex 'President' popular, al que acusó vehementemente en sus primeras legislaturas en en Les Corts

pleno 31pleno4

El decreto 186/2020 publicado en noviembre del año pasado obligaba a pagar las gratificaciones al personal por el esfuerzo

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha señalado este viernes que no tiene nada que decir sobre “las cosas que se le ocurren” al ‘expresident’ de la Generalitat, Francisco Camps, que esta semana anunciaba que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) su “persecución judicial” en los últimos 12 años, tras el archivo de la novena causa de las diez abiertas contra él, por el aval de Valmor para la celebración de la Fórmula 1.

Al respecto, Oltra ha manifestado que “si quiere ir a Europa que vaya” y ha señalado que se circunscribe a su figura como ‘expresident’ de la Generalitat a la hora de opinar sobre “lo que haga el señor Camps y sus aspiraciones”.

La vicepresidenta del ejecutivo valenciano se ha pronunciado en estos términos durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por las recientes declaraciones de Camps, en las que la acusaba tanto a ella como al ‘president’ Ximo Puig, de perseguirle en el marco de una “estrategia política”.

Oltra se intenta desmarcar sin éxito

El propio Camps, que busca redención, ya vio como “este caso fue archivado inicialmente por la jueza instructora en diciembre de 2018 con el visto bueno de la Fiscalía Anticorrupción, pero que se reabrió meses después a petición de la Abogacía de la Generalitat, que mantenía su petición sobre la continuidad del procedimiento.”

Oltra se limita ha evitar comentar la situación como en anteriores ocasiones en un punto de la legislatura donde su propio grupo boicotea los presupuestos que ella misma afirmaba diciendo que estarían antes de terminar el año, estando  “absolutamente convencida” de que no sería necesario prorrogar las cuentas actuales.

La enmienda de Compromís, junto a Podem, plantea la situación de que los ayuntamientos puedan establecer un recargo sobre la tasa turística de hasta un máximo del 100% de su valor, siendo usado como tributo indirecto, «instantáneo» y propio de la Comunitat.

Otra de las cuestiones que Oltra y el Botánic siguen copiando de los gobiernos ‘populares’, criticado también en su momento, es la dotación a la televisión pública a través de los presupuestos, esperando un total de 12 millones de euros de las ya mencionadas cuentas públicas sin aprobar para tratar de salvar un proyecto que sigue sin funcionar.