Mónica Oltra urge el endurecimiento de las medidas de la Comunitat Valenciana

El PSPV y Compromís vuelven a mostrar que su relación no está pasando por el mejor momento

eaef95fb12614653c6d84c1314abb983f105830aw

Los socios del Botànic vuelven a dar muestras de su distanciamiento. En esta ocasión, sus miembros discrepan respecto a las medidas que se deben tomar ante el gran aumento de contagios en la Comunitat Valenciana. La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha tomado la iniciativa en este sentido para forzar al Consell y al Gobierno central a actuar.

¿Su intención? Que se apliquen restricciones «más duras» para que el número de contagios baje. Esta decisión la comunicó tras celebrarse el Consell de Coordinació Institucional de Compromís (CCIC). La medida que consideran ideal es un confinamiento parcial con algunas especificaciones, como que los servicios públicos y los colegios continúen dando servicio o permitir el desarrollo de actividades deportivas.

«Hay que tomar medidas contundentes y valientes para frenar los contagios, preservar vidas, evitar el colapso del sistema sanitario y garantizar el proceso de vacunación, en el sentido que hemos venido proponiendo desde el mes de octubre en los diferentes ámbitos institucionales y políticos» aseguraron los protavoces del partido naranja.

Desde el Partido Socialista del País Valencià (PSPV), la consellera de Sanidad, Ana Barceló, afirmó el pasado lunes que de momento no se van a adoptar nuevas restricciones, ya que se debe esperar «al menos entre siete y diez días para ver el impacto» de las medidas aplicadas hasta el momento.

Ximo Puig parece haberse puesto las pilas con la vacunación ante las críticas que recibió por la baja administración de dosis al comienzo de año, tan solo el 17% de las disponibles en la primera semana. El domingo ya había suministrado más del doble, concretamente el 35%.

Los conflictos

Esta es la segunda legislatura en la que Compromís y el PSPV trabajan juntos en el Ejecutivo valenciano. El año pasado renovaron su mandato en las elecciones autonómicas. Pero como cualquier relación, ya han tenido sus roces, algunos de ellos públicamente.

La semana pasada ya se produjo el primer conflicto del año por la celebración de la cabalgata de Reyes en Valencia. Twitter fue el escenario de la polémica en la que ambos partidos se enfrentaron por las responsabilidades de la celebración de esta.

Esta no es la primera ocasión en la que se observa posturas diferentes entre los partidos de coalición. Los Presupuestos de la CV para 2021 han causado grandes estragos en las relaciones. De hecho, en noviembre del año pasado, la portavoz de Compromís, Águeda Micó, declaró que había habido «mala fe por parte del PSOE» al no haber plasmado el acuerdo de 21 millones para la Conselleria de Igualdad que se había acordado.

Mientras, en la CV continúan aumentando los contagios, siendo la segunda comunidad autónoma con peores datos de casos notificados, después de Cataluña. Ayer se registraron 2.752 personas ingresadas por complicaciones por la covid-19, un 25 % del pico que se registró en la primera ola, en el mes de marzo.