La cabalgata de Valencia vuelve a enfrentar a Compromís y socialistas

La polémica cabalgata en Valencia provoca un entrentamiento entre el Gobierno local y el autonómico mientras que la oposición pide la dimisión del concejal de fiestas y exige responsabilidades

La polémica cabalgata en Valencia provoca un entrentamiento entre el Gobierno local y el autonómico mientras que la oposición pide la dimisión del concejal de fiestas y exige responsabilidades./ EFE

La polémica cabalgata en Valencia provoca un entrentamiento entre el Gobierno local y el autonómico mientras que la oposición pide la dimisión del concejal de fiestas y exige responsabilidades./ EFE

Las aglomeraciones que dejaron la cabalgata de Reyes de Valencia han despertado de nuevo los enfrentamientos entre los socialistas y Compromís. En un momento en el que la Comunidad estableció duras restricciones –hasta el punto de cerrar la hostelería a las 17.00 horas– y en el que, además, se batió el récord de fallecidos por coronavirus, miles de personas se amontonaron en la plaza del ayuntamiento de la capital valenciana.

El concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana (Compromís), se convirtió en el centro de todas las críticas. E intentó defenderse: “La aglomeración se produjo en un momento puntual, cuando los reyes magos entraron en la Casa Consistorial y las personas que se encontraban en el exterior”, aseguró. El edil insistió en que no se realizó ninguna convocatoria ni se publicitó el evento.

“Se siguieron todas las indicaciones y normas de las autoridades sanitarias, publicadas tanto en el BOE como en el DOGV, al igual que se ha hecho en todas las actividades que se han organizado por parte del Ayuntamiento alrededor de las fiestas de Navidad», indicó en declaraciones recogidas por Efe.

Pero la recepción de sus majestades de Oriente generó un cruce de acusaciones entre miembros del PSPV y Compromís y reproches de otros partidos, que han pedido responsabilidades políticas y dimisiones.

La oposición pide la dimisión del concejal de fiestas

ba9705c65975b866b37941216df4fd5b9239c82fw
El concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana (Compromís).

La consellera de Sanidad, Ana Barceló (del PSPV-PSOE), ha asegurado en su cuenta de Twitter, en la que incluyó uno de los vídeos en los que se aprecia la acumulación de gente, que «esta imagen y sus consecuencias eran evitables si se hubieran cumplido las recomendaciones de Sanidad”. “Debía evitarse a toda costa la concentración de personas. Lamentable», apostilló.

Este tuit era contestado por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra (Compromís), quien, tras incluir el punto de la resolución de medidas restrictivas que alude a la celebración de eventos navideños, señalaba: «Sí, lamentable. Y también evitable, Consellera…».

“Debía evitarse a toda costa la concentración de personas. Lamentable»

Ana Barceló, consellera de Sanidad

La polémica no se quedó ahí. A Oltra le respondía la vicealcaldesa de València, la socialista Sandra Gómez, quien respondió: «Lo que me quedaba por leer. Yo misma he pedido a compañeros tuyos que anularán los autobuses. Por lealtad no he aireado públicamente la discrepancia como tú continuamente haces. Pero es inasumible que encima culpabilices a la consellera de un acto organizado por un compañero tuyo»

La oposición también se sumó a las críticas. La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, denunció la «irresponsabilidad del gobierno municipal con la situación que vive Valencia en las últimas semanas» e indicó que aunque el itinerario de la cabalgata no se conocía, sí que se sabía que llegaría a la plaza del Ayuntamiento, lo que ha provocó la concentración de gente.

Catalá ha pedido la comparecencia de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, y al alcalde, Joan Ribó (Compromís) para que expliquen por qué no se prohibió la cabalgata «cuando teníamos 83 muertos y más de 3.900 contagios».

Toni Cantó: “El tripartito valenciano da espectáculos bochornosos día sí día también”


El síndic de Ciudadanos (Cs) en Les Corts, Toni Cantó, también entraba en la polémica señalando, en su cuenta de Twitter, que «el tripartito valenciano da espectáculos bochornosos día sí y día también. El último es a costa de una cabalgata de Reyes permitida el mismo día que se anunciaban restricciones y se batía el récord de contagios: 4.000. Mucha pelea y nadie asume la responsabilidad».

Por su parte, el portavoz de CS en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, ha pedido la dimisión del concejal de Fiestas, Carlos Galiana, mientras que VOX ha pedido una reunión urgente y extraordinaria de la junta de portavoces para analizar estos hechos, porque según su portavoz, José Vicente Gosálbez «han jugado con la salud de los valencianos al consentir concentraciones en la cabalgata que nunca debieron consentirse». «Deben producirse ceses o dimisiones ya», concluyó.

También la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia ha denunciado que el alcalde de València, Joan Ribó, «se ha burlado» de los hosteleros y de los ciudadanos «en un día de duras restricciones difíciles de digerir» tras decidir el Consell el cierre de estos establecimientos a las 17 horas.