El famoso reloj de pared de Ikea cambia de color

El reloj más popular y vendido de Ikea ha vuelto a estar en stock, pero esta vez, con un color completamente diferente

Los relojes de pared de Ikea son clásicos e inconfundibles, y están en prácticamente todas las casas. El Pluttis, nombre del producto, se hizo famoso gracias a su diseño, simple pero elegante, y por supuesto, debido a su precio, de solamente cinco euros. Encajaba en todo tipo de decoraciones y de paredes, y eran un gran elemento para la decoración, además, obviamente, de señalar la hora, su principal tarea.

Sus números grandes y visibles, su mecanismo de cuarzo y el hecho de que no hiciera ruidos, debido a que es totalmente silencioso, le hicieron ser un ‘best seller’. Y todavía a día de hoy lo sigue siendo, ya que las ventas no bajan. Hecho a base de plástico de poli estireno, con un diámetro de 28 centímetros y una relación calidad-precio inmejorable, ahora en Ikea presentan otra novedad que ha dejado a muchos boquiabiertos.

Reloj Pluttis

Y promete aumentar, aún más, el número de relojes vendidos, ya que han decidido cambiar el color del reloj. Obviamente, seguirá disponible en tono negro, que es el original, pero ahora también se podrá conseguir en color rojo, que mucho más innovador y llamativo. No hay ningún tipo de cambio en su funcionamiento ni en ningún otro apartado, la única diferencia que hay es el color de fondo. Y se acabó.

No varia, ni siquiera, el precio, pues su coste sigue siendo exactamente el mismo. El Pluttis es una gran compra para poder decorar las paredes, y el color rojo le hace poder acoplarse aún más a todas las viviendas. La única cosa que hay que tener en cuenta antes de adquirirlo es el hecho de que las pilas se venden aparte, y las que necesita el reloj son las 1 LR6 AA 1,5V.

Para encontrarlas, no hay que irse muy lejos, pues también se puede conseguir en Ikea.