Genialidad de Ikea convierte cualquier mesa en cargador inalámbrico para iPhone, Samsung Galaxy y compañía: 5 euros

Por cinco euros, es posible adquirir un cargador inalámbrico en Ikea que es compatible con todos los móviles

Moviles

Moviles

El teléfono móvil es una de las grandes obsesiones de la población, pues se ha convertido en una herramienta indispensable. Y uno de los grandes problemas era el quedarse sin batería, lo que obliga a colocarse cerca de un enchufe, para poder cargarlo.

Pero si no se dispone de cargador, se volvía una misión imposible el poder resucitar el teléfono. Y más, cuando nadie utiliza el mismo tipo de cable. Por suerte, Ikea ha intervenido.

Y ha traído un invento revolucionario que acaba con este quebradero de cabeza. Porque tiene un producto ideal, y que ofrece unas ventajas increíbles, a un precio irrisorio.

El Livboj, nombre del artículo en la tienda, es un cargador inalámbrico, que sirve para cualquier tipo de móvil, sea de la marca que sea. Para darle uso, lo único que se necesita es colocar el teléfono encima. Y punto, pues el aparato se encarga del resto.

Cargador inalámbrico Livboj

Se puede colocar en cualquier parte, y es una batería adicional para nuestro móvil. Pero también necesita estar conectado a la corriente, si bien es mucho más cómodo de llevar encima, al no tener peso, ni ningún cable que se pueda enredar.

Además, tampoco requiere de ningún cable para ser utilizado, de modo que sirve para todos los móviles, sea Apple, Samsung, Xiaomi… Se acabó lo de estar mirando si el cargador es tipo C, tipo B o de IPhone.

Su precio, de apenas cinco euros, le hace ser uno de los productos más vendidos y recomendados. Apenas tiene una altura de 10 milímetros, y 91 de diámetro.

Para todo aquél que esté interesado, lo puede comprar en Ikea, o en su página web. Los gastos de envío a casa son de cuatro euros, de manera que merece la pena bastante.

El Livboj es la alternativa económica al Sjömärke

Pero, si alguien está dispuesto a comprar un cargador inalámbrico más potente, en Ikea también tiene el Sjömärke. Su coste es notablemente superior, 40 euros, pero también es mucho más potente, cargando el móvil más rápido, además de ser más grande.

Es ideal para colocarlo sobre la mesa, sin que moleste ningún cable, a diferencia de los cargadores típicos.