Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex. EFE

Cellnex pone el ojo en Reino Unido tras asaltar media Europa

stop

Cellnex pone como prioritaria la compra de Ctil pese a que está inmersa en la mayor adquisición de su historia

Barcelona, 23 de mayo de 2019 (04:55 CET)

 

Cellnex tiene capacidad de endeudamiento, y la va a aprovechar si se materializan las oportunidades que espera. Pese a la gran operación de compra que anunció hace solo dos semanas, de 10.700 torres a Iliad y Salt por 2.700 millones, que pueden superar los 4.000 millones si se extiende el acuerdo, la multinacional de infraestructuras de telecomunicaciones no cambia el chip comprador y está a expensas de lo que pase con Ctil para atacar el mercado británico.

La compañía controlada por Edizione, holding de la familia italiana Benetton, y participada por Criteria (La Caixa), inició en 2018 una línea de crecimiento basada en intentar ganar volumen en todos los mercados en los que ya tiene presencia. El acuerdo con Ctil tiene de positivo algo más que el volumen total: que supone un salto en varios de estos mercados. Concretamente, Francia, Italia y Suiza.

Para acometer la compra, que se prevé que se cierre en el último trimestre del año, Cellnex no tuvo que pedir dinero a los bancos porque utilizó una ampliación de capital liderada por Edizione. “Contamos con el apoyo de nuestro principal accionista a nuestro plan de crecimiento”, aseguró Tobías Martínez, consejero delegado de la empresa, días antes de anunciar la ampliación de 1.200 millones.

Al no haber echado mano de los bancos, Cellnex cuenta todavía con ese margen para acometer nuevas compras. Y va a aprovecharlo si surge la ocasión que espera. Así lo dijo Martínez en El Confidencial. “Nuestro perfil de riesgo es bajo y por tanto podemos endeudarnos al máximo”, aseguró.

Detrás de estas declaraciones se encuentra la asignatura pendiente de la empresa de torres de telecomunicaciones: el Reino Unido. Es uno de los mercados en los que está con un negocio modesto y en los que le gustaría crecer, pero se le resiste. Arqiva, por la que mostró cierto interés, decidió salir a bolsa, aunque terminó fracasando.

Cellnex, a la espera de Ctil

Ahora la oportunidad en las islas británicas es Ctil, y el interés de Cellnex por esta compañía es alto, según explican a Economía Digital fuentes del sector. El proceso de venta no está abierto todavía, pero Vodafone y Telefónica, los propietarios de la infraestructura, están sondeando el mercado para venderla. Por activos, valoración y situación geográfica, le encaja a la perfección a la empresa catalana.

Ctil tiene 16.500 torres y costaría unos 2.600 millones de euros, según la valoración de los analistas. Supondría, pues, un salto en Reino Unido, donde ahora tiene algo más de 600 torres, y sería una operación asumible a nivel financiero.

El límite que se impone la compañía es mantener el investment grade, es decir, que las agencias de rating le mantengan el aprobado para poder seguir obteniendo financiación a buen precio. Pese a que su ratio deuda/ebitda es muy alto —más de cinco veces—, según Martínez todavía cuentan con margen para las agencias de calificación porque “tienen en cuenta que el negocio es sólido y a largo plazo”. Por ello, creen que les llegaría para afrontar la compra de Ctil.

Cellnex quiere aprobar la asignatura pendiente de Reino Unido mientras se siente saciado en Francia

Otro mercado objetivo de Cellnex es el holandés, si bien no se vislumbran oportunidades en el horizonte. Donde parece que aparcan la chequera es en Francia, pese a la proximidad de nuevos procesos de venta. TDF estudia vender sus casi 14.000 torres en el país galo, algo que podría interesar a la empresa controlada por los Benetton.

Lo que aleja a Cellnex de TDF es que acaba de adquirir nuevas torres en el país en la operación de Iliad, por lo que su posición en Francia es ya muy importante. Además, el valor de la operación duplicaría el de Ctil, lo que alejaría la operación de las opciones financieras de la compañía que preside Marco Patuano. Por ello, no lo ven con tan buenos ojos, si bien nada puede descartarse.

Hemeroteca

Cellnex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad