Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés. Foto: El Corte Inglés

El Corte Inglés busca bancos para refinanciar 2.300 millones

stop

La compañía que dirige Marta Álvarez ya ha recibido la propuesta de 15 entidades en una operación en la que participará Banco Santander

Madrid, 05 de diciembre de 2019 (09:48 CET)

El Corte Inglés ha comenzado a negociar con la banca la refinanciación de 2.300 millones de euros con el objetivo de disminuir el coste de su deuda. La compañía que preside Marta Álvarez ha remitido una carta a las principales entidades financieras en la que pide a sus acreedores explorar nuevas vías de financiación más baratas. Ya habría recibido más de 15 propuestas. 

El objetivo de los grandes almacenes es aprovechar los bajos tipos de interés para ampliar los vencimientos de su deuda y lanzar la nueva estrategia de Álvarez, que pasa por rediseñar una nueva estructura corporativa. Según informó este miércoles El Mundo, las entidades financieras que han respondido a la llamada de El Corte Inglés ofrecen propuestas que podrían permitirle reabajar el coste de su deuda por debajo del 3%, el porcentaje de la última emisión de bonos lanzada el año pasado.

Para ello, el importe total se dividirá en dos fechas. Un préstamo a largo plazo de 1.200 millones de euros y otro a corto plazo de 1.100 millones, este último, para financiar el circulante. Los grandes almacenes podrían, de esta forma, "abaratar los costes, una mejora en los vencimientos, en las condiciones al reducirse las garantías y en los precios".

Entre las entidades, la operación de la compañía de las hermanas Álvarez también ha sido bien recibida. Los bancos valoran positivamente ampliar su cartera de clientes con uno del volumen de El Corte Inglés, en un contexto de desaceleración económica y en el que se prevé una ralentización de la concesión de préstamos. Según fuentes consultadas por Cinco Días, Banco Santander, Bank of America y Goldman Sachs serán los que con toda probabilidad lideren la ronda de financiación. 

El Corte Inglés reduce deuda mediante ventas de activos

A mediados de noviembre, Álvarez anunció que la deuda de los grandes almacenes se ha reducido en 538 millones de euros en los últimos 12 meses, de los cuáles 253 millones se han liberado en los últimos seis. En total, suman 3.114 millones de euros, una evolución positiva gracias a la venta de activos no estratégicos, que alcanza un importe de 193 millones. Ya entonces, se especulaba con la posibilidad de que la compañía renegociara su deuda. 

La ronda de financiación llega justo antes de que El Corte Inglés alcance el grado de inversión que conceden las agencias de calificación, algo que podría ser inminente. Los bancos, de hecho, ya habrían valorado en 17.000 millones de euros los activos inmobiliarios del grupo de grandes almacenes, la misma estimación presentada por el grupo en sus resultados.

En este sentido, la compañía también ha llevado a cabo un proceso de reordenación de sus activos inmobiliarios, ya que, tal y como confirmaron fuentes internas a Economía Digital, "ni en la propia empresa sabían exactamente los edificios que tenían". Hace un par de semanas se conoció también que El Corte Inglés había adquirido por 100 millones de euros la inmobiliaria Inivasa, una transacción que cerró en abril y que solo se refleja en las cuentas de Asón Inmobiliaria, una fiial del grupo. 

El plan para la transformación digital de El Corte Inglés

Otro de los pilares de la nueva estrategia de Álvarez es impulsar el plan de transformación digital del grupo para desarrollar principalmente nuevos negocios. La facturación online solo supone un 15% del total, un apartado en el que El Corte Inglés quiere mejorar para poder competir con los gigantes del ecommerce como Amazon. Esto pasaría por reforzar, entre otros servicios, la entrega, y conseguir la integración de las compras en tienda y web en una sola. 

No obstante, estos procesos requieren de una gan inversión. Para ello, El Corte Inglés se está fusionando con algunas de sus divisiones, como ha hecho recientemente con Hipercor y Bricor. Sin embargo, las cuentas del grupo indican que se sigue en la buena senda.

El año pasado, El Corte Inglés cerró el ejercicio con una facturación de 15.783 millones de euros, un 1,1% más que en el balance anterior. En los seis primeros meses del año, el grupo mejoró -aunque ligeramente- la cifra de ventas, un 1,3% hasta 7.613 millones de euros, destacando el rendimiento del negocio minorista, que incrementó un 1% para superar la barrera de los 6.000 millones, algo que no pudo conseguir en el mismo periodo del año anterior. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad