El aviso de ING sobre el precio real de la vivienda en 2023

La ralentización de la economía, el aumento de los tipos y la inflación llevará a un notable cambio en los precios de las propiedades

Un bloque de viviendas en construcción. EFE

Se viene turbulencias en el mercado inmobiliario. O en todo caso, los primeros síntomas que están apareciendo desde la primavera aumentarán de intensidad a lo largo del año viene, donde se notará una desaceleración del sector y una caída en los precios de las viviendas.

Según un estudio de ING citado por el portal Idealista hay un horizonte agitado a la vista, entre el menor crecimiento económico de España, la inflación que está pulverizando todos los registros de las últimas décadas y el incremento de los tipos hipotecarios.

El panorama que se plantea es el de un aumento del IPC en el orden del 7% (en noviembre estuvo en el 6,8% interanual) y un crecimiento económico que apenas superará el 1%, con lo que el crecimiento nominal de los precios no podrán alcanzar al ritmo de la inflación.

Se espera una ralentización del mercado inmobiliario

Caída de los precios

Según ING, la evolución real de los precios para el 2023 será del –3,4%.

Esa ralentización en los precios todavía no se percibe en Madrid, Barcelona o en otras grandes ciudades pero sí en diversos núcleos de la costa mediterránea, Baleares y Canarias.

En números, en las áreas metropolitanas los precios subieron el 1,2%, pero en conjuntos urbanos más pequeños se desinflaron un 0,4%.

Según ING, la evolución real de los precios para el 2023 será del –3,4%.

La entidad bancaria vaticina que si bien no se percibe un descenso en las transacciones, sí habrá una caída en los próximos meses.

vivienda
Los expertos vaticinan una menor firma de hipotecas .

El mercado se frena

La inflación, el aumento de euríbor, el encarecimiento del crédito hipotecario y el menor crecimiento económico llevarán a que el mercado inmobiliario reduzca su velocidad considerablemente.

Incluso es factible que en el último trimestre de este año se registre una ligera recesión con el añadido de un aumento del tipo de interés de las hipotecas.

En octubre ya ha llegado al 2,7% y hay entidades que aplican el tipo del 3% a los tipos fijos, para desalentar su contratación a favor del tipo variable.

Menos hipotecas

Según ING, se firmarán menos hipotecas en los próximos meses, donde muchos propietarios querrán refinanciar sus créditos a un tipo fijo.

Los bancos pondrán más exigencias para acceder a los créditos y se espera una menor firma de hipotecas para los próximos meses

Si bien en la primera mitad del año hubo un repunte en el otorgamiento de créditos a las viviendas por las prisas antes de que sigan subiendo los tipos, se espera que este efecto vaya disminuyendo los próximos meses, donde será clave las mayores exigencias de los bancos para otorgar las hipotecas.

Ante esta situación, se prevé que el aumento del valor de las viviendas suba el 1%, pero si la inflación se ubica en el 4,4%, como está proyectado, el precio real de las propiedades caerá un 3,3% para el 2023.

Avatar