Los 50.000 trabajadores de Caixabank conocerán este martes a cuántos afecta el ERE

El banco y los sindicatos se reúnen este martes por segunda vez para iniciar formalmente las negociaciones

Oficinas de Caixabank en la Diagonal de Barcelona./ EFE

Oficinas de Caixabank en la Diagonal de Barcelona./ EFE

Los más de 50.000 trabajadores de la nueva Caixabank conocerán este martes a cuántos afectará el ERE que se va a llevar a cabo después de absorben Bankia. Los expertos destacan que será el mayor del sistema financiero español.

El banco y los sindicatos se reúnen este martes por segunda vez para iniciar formalmente las negociaciones. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri mantuvo un primer encuentro con los representantes de los trabajadores la semana pasada.

Aquí quedó constituida la mesa de negociación y se marcó el calendario de los futuros encuentros. En concreto se acordó que, CCOO tendrá el 36% de representación con cinco miembros; SECB (FINE), el 25% con tres; la representación de UGT será del 18% con dos miembros y otros sindicatos minoritarios como ACCAM o SATE-CIC, acudirán con un miembro.

También se adelantó que sería en la reunión de este martes cuando se desvelará cómo será el plan de ajustes de personal y oficinas que prevé acometer la entidad. Los expertos, casas de análisis, e incluso los propios sindicatos ya han hecho sus cuentas.  

Barclays calculó que la entidad podría cerrar el 23% de su red, esto son unas 1.400 sucursales de las más de 6.000 que reúnen entre los dos en un informe donde también apuntaba a un ajuste de casi 6.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, los sindicatos creen que afectarán a un 17% de la plantilla, esto son unos 8.000 trabajadores, teniendo en cuenta lo que ha ocurrido en procesos de reestructuración anteriores. Como el de Caixabank en 2019, cuando salieron más de 2.000 personas.

Una cifra bastante similar a la del número de empleados que dejaron el banco cuando Bankia integró BMN. Asimismo, saben que desde la primera reunión y hasta que se cierre la negociación, las cifras pueden bailar bastante.

Poca plantilla prejubilable

El consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, adelantó que el proceso de reestructuración se hará en una única fase, es decir, plantearán un único ERE para oficinas y servicios centrales.

También, que el calendario con el que trabajan es que las negociaciones puedan estar cerradas antes de que acabe el segundo trimestre del año. Esto es que de aquí a junio deben haber llegado a un acuerdo.

Asimismo, tanto el presidente como el CEO apuntaron a que no iban a tener en cuenta la edad, sino que será la “meritocracia y voluntariedad” lo que prime. Y es que entre los dos cuentan con pocos empleados prejubilables.

Caixabank tiene en plantilla a 238 empleados mayores de 59 años a nivel grupo, esto apenas representa un 0,67% del total. En España son 89 personas los que superan esta edad.

Su plantilla está más rejuvenecida que la de Bankia porque la entidad ya hizo un ERE en 2019 donde salieron 2.023 trabajadores de manera voluntaria, a través de prejubilaciones y bajas incentivadas.

Un acuerdo al que se llegó tras cuatro meses de negociación, por eso los sindicatos advierten que tres meses para pactar un acuerdo de salidas de hasta cuatro veces más de trabajadores, podría ser poco tiempo.

De las 15.522 personas que trabajan en Bankia, 5.155 tienen más de 50 años. Y según los cálculos de los sindicatos, en el rango alto de la tabla, es decir, de 59 años en adelante, no hay ni mil personas.

Es decir, entre Bankia y Caixabank suman unos 1.200 trabajadores en edad cercana a la jubilación, por eso el foco está puesto en los mayores de 50 años.

De los 35.434 trabajadores que tenía en plantilla el Grupo Caixabank a cierre de 2020, un 18% se sitúa en la franja de los 50 y 59 años. Y solo en España, son más de 4.400 empleados.

Los representantes de los trabajadores tienen claro que todos los que estén por encima de 54 años entrarán en el ERE, pero en general calculan que el grosso de salidas estará en los nacidos entre 1967 y 1969.