Indra retirará el ERE si se acuerda un plan para amortizar 240 empleos

Indra plantea a los sindicatos la opción de retirar el ERE si alcanzan un acuerdo para poner en marcha un plan social que amortice 240 empleos

Indra ha planteado este jueves, a petición de los sindicatos, retirar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que negocia actualmente la compañía. La condición que impone es alcanzar un acuerdo para poner en marcha un plan social que permita amortizar 240 empleos, según han informado a EFE fuentes de la negociación.

Estas medidas, que afectarían a Indra Sistemas -la división de Defensa, Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo- pasarían por jubilaciones anticipadas para alrededor de 140 personas y bajas incentivadas voluntarias para alrededor de 100 empleados. El fin es alcanzar los objetivos de reestructuración planteados por la compañía.

Estos 240 empleos supondrían el 3,8% de la plantilla de Indra Sistemas, donde trabajan 6.263 personas, y un 0,85 % del total de Indra en España, donde hay cerca de 28.000 empleados. Fuentes sindicales han expresado en declaraciones a EFE su confianza en que estos puestos de trabajo que se amortizarán se reduzcan alrededor de un 10% a lo largo de la negociación que queda por delante.

La fecha de la siguiente reunión de la mesa de negociación, integrada por 13 miembros, de los que 5 son de CCOO y 4 de UGT, será el 1 de diciembre.

Imagen de archivo de la sede de Indra, empresa que consolida su liderazgo en España dentro del Programa Europeo de Defensa

Indra Soluciones acuerda con los sindicatos 580 despidos

La semana pasada Indra alcanzó un acuerdo con los sindicatos para poner en marcha un ERE que afectará a 580 trabajadores en Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI), donde trabajan más de 13.000 personas.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la filial de Indra asegura haber llegado a un acuerdo “para la transformación de la plantilla”, poniendo fin así “al proceso de consultas del procedimiento de reorganización laboral” que se inició el pasado 20 de octubre.

En esta línea, la compañía destaca el esfuerzo que ambas partes han realizado en estas últimas semanas para llegar a un acuerdo y afirma que la negociación con los sindicatos se prolongará hasta “la primera semana de diciembre”. Tras una última oferta efectuada ayer miércoles por la filial de Indra en la que se mejoraban las condiciones del ERE, una mayoría de los sindicatos ha aceptado los requisitos finales, evitando así que la falta de acuerdo derivase en 1.036 despidos antes del 31 de enero.

De los 580 despidos que se producirán, 220 serían prejubilaciones a partir de los 57 años, con una prestación correspondiente al 80 % del salario fijo bruto, mientras que los otros 360 se corresponderán a extinciones de contrato con una indemnización en función de los años trabajados.