Naturgy vende el 85% de sus filiales tecnológicas y de servicios a IBM y Everis

La energética conserva una participación mínima de las cuatro sociedades del proyecto Lean, por el que externaliza servicios no estratégicos

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Francisco Reynés inició el proyecto Lean en 2019, con la intención de externalizar parte de los servicios informáticos y de redes, que no son core para una energética como Naturgy, y ahora ha culminado con la venta de la mayoría de sus filiales tecnológicas a IBM y Everis.

Según ha podido saber Economía Digital, la compañía catalana ya solo conserva el 15% de las cuatro filiales del proyecto Lean, en las que Naturgy segregó estos servicios. El 85% restante ya está en manos de sus socios, que inicialmente entraron con un 25% pero que ahora han tomado el control de la mayoría de las compañías.

Las cuatro sociedades afectadas son Lean Corporate Services, Lean Customer Services, Lean Grid Services y Naturgy IT, que además de prestar los servicios tecnológicos que hasta ahora se hacían internamente, también se ocuparán de la atención al cliente. Los cambios afectan a unos 2.000 empleados que formalmente dejarán de formar parte de la plantilla de Naturgy, aunque trabajarán exclusivamente para la energética.

Naturgy externaliza unos 2.000 empleados para ahorrar hasta 500 millones de euros

El objetivo del plan es minimizar costes operativos, algo en lo que está centrado Francisco Reynés desde que tomara la presidencia de Naturgy, hace dos años y medio. La previsión del plan de eficiencias de la compañía es ahorrar 500 millones al año, entre los que se incluye los de estas externalizaciones.

El presidente de Naturgy ha dado tanta importancia al proyecto Lean que ha dotado a las sociedades de consejo de administración y un hombre fuerte, Miguel Ángel Aller Blanco, que preside tres de las cuatro empresas que la energética ha externalizado: Lean Corporate, Lean Customer y Lean Grid, todas ellas constituidas en julio de 2019.

Las cuatro externalizaciones de Naturgy en el proyecto Lean

La primera de ellas se ocupa de servicios económico-financieros, lo que se conoce como servicios generales y que puede incluir desde compras hasta recursos humanos. La segunda tiene como objeto la relación con los clientes, desde el call center a la facturación, la lectura de contadores y la gestión de impagos, mientras que la tercera presta servicios de inteligencia operativa y apoyo a proyectos.

Naturgy IT es la más antigua de todas. Nacida como escisión de Naturgy Informática, se ocupa de la prestación de servicios informáticos y de redes. Se creó en enero de 2019 y desde julio tiene su sede en Barcelona –concretamente, en Sant Cugat del Vallès– a diferencia de la matriz y de las otras tres filiales externalizadas, que tienen el domicilio en las oficinas del grupo en la avenida San Luis de Madrid.

Fuentes de Naturgy han explicado que la extensión del acuerdo con IBM y Everis, que entraron como socios con solo un 25% de las filiales, es una “evolución natural de la alianza estratégica que se firmó en 2019 con el objetivo de profundizar en la transformación de la compañía”.

Como ha insistido Reynés en sus comparecencias de los útimos meses, el camino hacia la descarbonización y la transición energética, con mayor competencia, obliga a centrarse en el negocio que aporte valor al grupo. “Esta transformación, con una inevitable digitalización, tiene que ser impulsada por nuestros socios tecnológicos, fundamentado en su experiencia y preparación en estos procesos”, insisten.

Reynés, de los recortes a las compras en Naturgy

Reynés aterrizó en la presidencia de Naturgy, procedente de Abertis, en febrero de 2018 con una agenda muy clara: recortar todo lo que se pueda, sobre todo en las áreas que no son estratégicas, para minimizar gastos, así como desinvertir de negocios poco rentables. También se ha producido un goteo de bajas que no han sido sustituidas gracias al plan de salidas incentivadas. En el primer semestre de 2020, fueron unas 1.000 personas las que dejaron el grupo.

Tras más de dos años de esfuerzos, la energética está cambiando su enfoque. Sin olvidar las políticas de eficiencias –el presidente avisó en una conferencia que “siempre se puede recortar un poco más”–, estudia ahora posibles compras e inversiones, con 10.000 millones en la caja.

Naturgy concretará estos planes algo más en la presentación de su nuevo plan estratégico, prevista para principios de febrero de 2021 aproximadamente. Las compras irán en la dirección de la descarbonización y la transición energética, por lo que con total seguridad invertirá en renovables y ya analiza proyectos en todo el mundo.