Amancio Ortega, Sandra Ortega y Fernández de Sousa: lluvia de millones en los primeros dividendos postCovid

En los próximos días, Amancio Ortega percibirá más de 650 millones en el primer dividendo del año de Inditex. Sandra Ortega se quedará con 55 millones de la textil y algo más de medio millón del pago a accionistas de Pharma Mar, por el que Fernández de Sousa recibirá unos 700.000 euros

Imágenes de archivo de Amancio Ortega, Sandra Ortega y José María Fernández de Sousa

Imágenes de archivo de Amancio Ortega, Sandra Ortega y José María Fernández de Sousa

Final de mes e inicio de mayo con premio para los accionistas de las dos cotizadas gallegas en el IBEX, Inditex y Pharma Mar, en forma de dividendos. Ese hecho, implicará un aumento en el patrimonio de sus grandes accionistas: Amancio Ortega, José María Fernández de Sousa, y Sandra Ortega, que cuenta con participaciones destacadas en ambas compañías.

La multinacional textil cerró la sesión de este miércoles con un repunte en el precio de la acción de un 1,81%, hasta los 29,81 euros. Aún está lejos de su máximo del año, establecido en los 30,79 euros, pero en los últimos meses, de la mano de la apertura de tiendas y del avance de las vacunas, los de Pablo Isla recuperan posiciones. Este jueves es el último día para comprar acciones de la textil y poder optar al pago de dividendos previsto para el próximo 3 de mayo.

La recuperación de Inditex

Ese día, la matriz de Zara repartirá un dividendo de 0,35 euros por acción. Suma dos pagos: el ordinario, a cuenta de los resultados de 2020, de 0,22 euros, y uno extraordinario, de 0,13 euros. En total, la compañía desembolsará 1.090 millones de euros.

De esa cantidad, Amancio Ortega, fundador de la compañía, se llevará algo más de 650 millones de euros correspondientes a su posición como primer accionista, con casi un 60% de los títulos del grupo textil. Al contrario que en el año de la pandemia, en este ejercicio, Inditex volverá a repartir doble pago entre sus accionistas. Además del dividendo de este lunes, los de Arteixo volverán a repartir bonificación en noviembre. En este caso será extraordinaria y también de 0,35 euros.

Debido a la pandemia, el pasado año, Inditex suspendió el reparto de dividendos extraordinarios, de forma que los accionistas solo percibieron un único pago en el mes de noviembre de 0,35 euros por título a cargo de las cuentas de 2019. De esta forma, este 2021, Amancio Ortega se embolsará más de 1.300 millones de euros por este concepto.

Aún lejos de la etapa prepandémica

Eso sí, Inditex aún no está en los niveles preCovid. En 2019, y con cargo a los resultados del ejercicio precedente, repartió un dividendo de 0,88 euros por acción, con un cupón de 0,66 euros en concepto ordinario y de 0,22 euros extraordinario, dentro del pago de un euro extra comprometido por la multinacional a lo largo de tres ejercicios.

En conjunto, el año antes del estallido de la pandemia, Inditex repartió entre sus accionistas dividendos de más de 2.742 millones de euros, de los cuales Amancio Ortega percibió unos 1.626 millones de euros.

Con toda probabilidad, el aumento de dividendos que Ortega vuelve a recibir este año tendrá repercusión directa en las operaciones que realiza su holding, Pontegadea, que se nutre mayoritariamente de los dividendos de Inditex. Al margen de la excepcionalidad que trajo el Covid, que cercenó las habituales adquisiciones de Ortega en el ladrillo durante el pasado año, a principios de 2020, antes de que el coronavirus se convirtiese en una pandemia mundial de consecuencias inimaginables, el consejero delegado del holding, Roberto Cibeira, indicó al Financial Times que, cada año, tenían el mandato de invertir alrededor de 2.000 millones de euros de la fortuna del hombre más rico de España. “Eso es lo que obtenemos de nuestros bienes raíces y otras inversiones más el dividendo de Inditex”, explicó el ejecutivo.

Sandrá Ortega, por partida doble

Otra de las grandes beneficiadas del pago que se producirá el próximo día 3 de mayo en base a su participación en Inditex es Sandra Ortega, heredera de la fallecida Rosalía Mera, que retiene un 5,053% de la firma gallega. A ella le corresponden unos 55 millones de euros, 110 cuando haya finalizado el año.

Aunque mucho más modesto, la dueña de Rosp Corunna también percibirá un dividendo de otra de sus apuestas inversoras, Pharma Mar, la biotech gallega que ha culminado un espectacular 2020, con beneficios de 137 millones de euros, amarrados principalmente gracias a su antitumoral estrella, la lurbinectedina que la compañía irlandesa Jazz Pharma comercializa en Estados Unidos bajo el nombre de Zepzelca.

En este caso, Ortega Mera posee una participación en la compañía de origen pontevedrés de un 5,010%. Los de Fernández de Sousa repartirán este 30 de abril un dividendo que ronda los 11 millones de euros. En base a sus grandes resultados anuales, la última junta de accionistas del grupo respaldó la propuesta de repartir un dividendo de 0,60 euros que elevaba la retribución al inversor en un 25%. De esta forma, Sandra Orterga percibirá algo más de medio millón de euros brutos por su apuesta farmacéutica.

La familia Fernández -Andrade

El gran beneficiado en el reparto de dividendos en Pharma Mar será su presidente, José María Fernández de Sousa, que, con un 6,444% de las acciones de la compañía, percibirá algo más de 700.000 euros brutos, frente a los 570.000 del año pasado.

Otra de las consejeras de farmacéutica, Montserrat Andrade Detrell, mujer de De Sousa-Faro, es la seguna accionista significativa de la compañía, con un 5,05% de las acciones de la compañía y que también percibirá una remuneración bruta por encima del medio millón de euros.