Amancio y Sandra Ortega: cómo incrementar una fortuna más de un 30% desde el batacazo del Covid

Amancio Ortega y Sandra Ortega caen en la lista Forbes de los grandes millonarios del planeta en 2021, aunque su patrimonio se ha incrementado más de un 30% desde el crash del coronavirus

El fundador de Inditex, Amancio Ortega y su hija Sandra

El fundador de Inditex, Amancio Ortega y su hija Sandra

Amancio Ortega y Sandra Ortega, las dos grandes fortunas de España, son ahora más ricas que hace un año, aunque ambos han caído en la lista de multimillonarios que anualmente publica Forbes. Aunque la pandemia del coronavirus ha sacudido sus negocios, a lo largo del último ejercicio su patrimonio se ha recuperado. De hecho, según las estimaciones de la prestigiosa publicación, el fundador de Inditex ha visto cómo su cartera engordaba un 39% con respecto a hace un año, mientras la de la heredera de Rosalía Mera habría escalado un 32%.

Aún así, se han recuperado menos rápido que otros grandes multimillonarios. De hecho, el máximo accionista de Inditex ha sido descabalgado del ránking de las 10 grandes fortunas del planeta. En abril de 2020, con una fortuna estimada por Forbes en 55.100 millones de dólares ocupaba el puesto número 6 de los millonarios mundiales. Hoy, cae hasta el puesto número 11 con un patrimonio atribuido de 77.000 millones (rozando los 65.000 millones de euros), un 39% más. Amancio se situó en 2017 como la cuarta mayor fortuna del planeta, con 71.300 millones de dólares y retrocedió a la sexta posición un año después, donde se mantuvo hasta ahora.

Los Ortega se recuperan, pero no tanto

Sandra Ortega, su hija, repite en la lista como la segunda española más rica, con una fortuna en este momento del año estimada en 7.300 millones de dólares (más de 6.146 millones de euros), frente a los 5.500 que se le atribuían en 2020, un 32% más. No obstante, también en este caso su recuperación se ha quedado corta. Ocupa el puesto número 344 de las fortunas mundiales, mientras que hace un año estaba en el puesto 293.

Con estos datos sobre la mesa quedan claras dos cosas: la primera, que los Ortega han sido uno de los grandes patrimonios mundiales más tocado por la crisis del Covid, algo que se explica, en buena medida, porque el grueso de su fortuna se sustenta sobre sus participaciones en Inditex, compañía que, como el resto de empresas del retail, se vio fuertemente golpeada por los cierres y restricciones de establecimientos. Lo segundo, que aunque no son los empresarios que más rápido han logrado recuperarse, desde el gran batacazo del covid habrían conseguido aumentar su patrimonio en más de un 30% en ambos casos.

Las otras listas de multimillonarios

Todo esto, teniendo en cuenta que Forbes maneja estimaciones. Si bien Amancio Ortega ocupa el número 11 de las grandes fortunas mundiales según esta publicación, el índice en tiempo real que elabora la agencia Bloomberg rebaja ligeramente el grueso de su cartera. Según este, el dueño de Zara es, en estos momentos, el millonario número 13 del mundo, con una fortuna estimada de 69.900 millones de dólares, cerca de 59.000 millones de euros. Su recuperación va pareja a la mejora en bolsa de Inditex, ya que en febrero se había apeado de la lista de las 15 primeras fortunas globales.

En el índice diario de Bloomberg, Sandra Ortega aparece en el número 322 de las fortunas mundiales, con una riqueza estimada de 8.000 millones de dólares, algo más de 6.700 millones de euros.

Para entender la recuperación de las fortunas de Amancio y Sandra Ortega hay que acudir a Inditex.

La clave, en la bolsa

La acción de Inditex cerró este martes a un precio de 28,42 euros, de forma que la capitalización de la textil se sitúa en 88.575 millones de euros. Ortega posee casi el 60% de las acciones de la compañía, valoradas, por tanto, en más de 53.145 millones de euros. Hace justo un año, el título de la cotizada se intercambiaba en el IBEX a 23,3 euros, estando la capitalización de la matriz de Zara en más de 72.600 euros. Si nos remontamos al 12 de marzo, el día del crash bursátil derivado de la irrupción del coronavirus, la acción se desplomó hasta los 21,07 euros (ha rebotado un 34% desde ese momento). El mercado valoraba ese día a Inditex en unos 65.600 millones de euros, y la participación de Ortega en unos 40.000 millones. El 5% de Sandra Ortega costaría en la actualidad unos 4.500 millones de euros.

En la estimación de la fortuna de ambos empresarios también hay que tener en cuenta los dividendos. Aunque el año pasado Inditex asestó un fuerte hachazo al reparto debido al coronavirus, Amancio Ortega percibió casi 650 millones de euros, frente a los 55 de su hija Sandra.

De las participadas al ladrillo

En la estimación de la fortuna del hombre más rico de España también hay que tener en cuenta otros factores. Este principio de año, Ortega logró unas plusvalías de 392 millones de euros con la venta del 10% de Telxius, antigua filial de Telefónica, por 770 millones de euros. También mantiene un 5% de Enagás, cuya capitalización asciende en la actualidad a 4.829 millones de euros.

En el caso de Sandra Ortega destaca también su participación del 5% en Pharma Mar, la biotecnológica de José María Fernández de Sousa, que disparó su valor en bolsa durante el año de la pandemia. En la actualidad, su porcentaje está valorado en unos 90 millones de euros. Además, maneja un patrimonio de más de 322 millones de euros a través de su sicav Soandres de Activos, que consiguió cerrar el 2020 con una rentabilidad positiva del 5%.

Todo esto, al margen de la millonaria cartera inmobiliaria de ambas fortunas, que pilota n a través de sus holdings Pontegadea y Rosp Corunna.