Así impactó el Covid en el negocio gallego de Merlin, la mayor socimi de España

Merlin Properties, que tiene a Inditex como primer cliente en sus centros comerciales, perdió un 35% de sus ingresos en el año de la pandemia en Galicia, donde tiene a Marineda City como principal activo

Ismael Clemente, el primer ejecutivo de Merlin Properties, se rebajó el sueldo el año del Covid-19

Ismael Clemente, el primer ejecutivo de Merlin Properties, se rebajó el sueldo el año del Covid-19

Merlin Properties es la mayor socimi de España, pero no por ello inmune a los golpes del coronavirus. La compañía que dirige Ismael Clemente cerró el año de la pandemia con una caída del 90% del beneficio, hasta los 56,4 millones, consecuencia de una disminución de los ingresos por alquileres y de la depreciación de activos.

Los efectos se notaron fundamentalmente en el área de centros comerciales, donde las bonificaciones que aplicó el grupo inmobiliario a sus inquilinos mermaron la cifra de negocio mientras que los activos sufrieron un mayor deterioro que en el resto de segmentos. De hecho, tanto la cartera de oficinas como la de activos de logística se revalorizaron un 1% y un 8%, mientras que la de superficies comerciales se desvalorizó un 8,7%,

Con este lienzo es difícil pintar un buen cuadro en Galicia, donde la socimi tiene como propiedades el centro comercial Marineda City de A Coruña y el Hotel Carrís Marineda, adyacente al complejo. Son activos especialmente afectados por la pandemia y, en consecuencia, la tipología que presenta peor comportamiento en el portafolio de la socimi.

Merlin también tiene en Galicia parte de la cartera Tree, las 667 sucursales y cinco edificios alquilados a largo plazo a BBVA, que paga al grupo de Ismael Clemente unos 80 millones al año por los arrendamientos. Esta área de negocio tuvo un resultado de explotación de 98 millones, superando los 94 millones del ejercicio previo al Covid-19.

Sin embargo, en el segmento de centros comerciales registró un resultado de explotación negativo de 166 millones, pasando de una cifra de negocio de 121,7 millones a 69,1 millones el año del Covid-19, un 42% menos.

Pérdida de ingresos y de valor en los activos gallegos

La evolución de su cartera en Galicia siguió esta tendencia negativa. Los ingresos por arrendamiento fueron de 13,7 millones, frente a los 20,6 millones del año anterior. Es una caída del 35%, inferior a la media del 42% del segmento de centros comerciales, en parte por la compensación generada por los alquileres a BBVA en la comunidad.

El valor de la cartera gallega de Merlin también disminuyó, pasando de los 400 millones a 374 millones. Representa un peso del 3% sobre el conjunto de activos de la socimi, valorados en 12.250 millones, y aporta el 3% de los ingresos por alquileres.

El retroceso de la cifra de negocio se debe a las bonificaciones aplicados en los arrendamientos por el Covid-19, que alcanzaron el 100% en el periodo de cierre de locales y oscilaron después entre el 60% y el 10%. El porcentaje de ocupación se mantuvo por encima del 90% también durante la pandemia.

Inditex, cliente de referencia

El principal cliente en los centros comerciales de Merlin es Inditex, que además de pagar a la socimi por las tiendas también es uno de los clientes de la compañía en el área de logística. De la multinacional de Amancio Ortega proceden el 3% de los ingresos por alquileres de la empresa de Ismael Clemente. Dicho de otra manera, Inditex aporta tanto como toda Galicia al bolsillo de la cotizada.

No aclara Merlin en su memoria si el grupo de Zara se acogió a las bonificaciones que puso en marcha, si bien la multinacional gallega tiene por costumbre incorporar una parte variable en función de las ventas a sus contratos de alquiler, lo que. todo apunta, habría contribuido a mermar los ingresos de la compañía.