De Carlos Crespo a Roberto Cibeira: Arthur Andersen, la cantera de directivos en el universo Inditex

La multinacional gallega ha fichado en la auditora a su vicepresidente, José Arnau; su hasta ahora consejero delegado, Carlos Crespo; y sus anteriores directores de finanzas, Borja de la Cierva o Antonio Rubio

De Carlos Crespo a Roberto Cibeira: Arthur Andersen, la cantera de directivos en el universo Inditex

Inditex se prepara para un vuelco a su cúpula. El próximo mes de marzo Pablo Isla pondrá punto y final a una trayectoria de 17 años en la sala de mando de la multinacional textil para ceder el testigo a Marta Ortega. La hija de Amancio Ortega se rodeará de un comité directivo plagado de históricos de la casa con Óscar García Maceiras como consejero delegado, tras ascender en el grupo meses después de su llegada y ocupar el puesto del también coruñés Carlos Crespo.

Este último volverá a sus anteriores responsabilidades como director general de operaciones, transformación sostenible y digital de la multinacional, donde llegó procedente de Arthur Andersen. No es el único en la cúpula del gigante de Arteixo que ha pasado previamente por la auditora, que ha sido históricamente uno de los principales caladeros de Amancio Ortega donde pescar directivos.

De Roberto Cibeira a Borja de la Cierva

Desde Roberto Cibeira (consejero delegado de Pontegadea) hasta Carlos Crespo, pasando por el histórico Borja de la Cierva o el consejero José Luis Durán. Son algunos de los altos cargos de la multinacional gallega que en su día se forjaron en Arthur Andersen.

El primero inició su carrera profesional en Arthur Andersen y llegó a ser director de su oficina en A Coruña y responsable de auditoría antes de incorporarse a Pontegadea en el año 2003. Su llegada al brazo inversor de Amancio Ortega se produjo en un momento en el que en la cúpula de su principal activo en cartera (Inditex) contaba con la presencia de otro alto directivo llegado de Arthur Andersen: Borja de la Cierva.

Este último puso punto y final a su andadura de nueve años en la auditora para incorporarse a Inditex en calidad de adjunto al consejero delegado (por aquel entonces José María Castellano) y posteriormente convertirse en director financiero en pleno proceso de expansión del grupo.

Ex de Arthur Andersen en el consejo de Inditex

La saga de los canteranos de Arthur Andersen en la alta dirección del universo Inditex continuaría en la dirección financiera con Antonio Rubio (que abandonó el cargo en 2009) y, posteriormente, con directivos como Víctor Herrero (su antiguo responsable en un mercado clave como el asiático) o Carlos Crespo. El ejecutivo coruñés trabajó en la auditora entre los años 1996 y 2001, antes de recalar en la firma arteixana, en donde se estrenó como responsable de políticas contables y escaló posiciones hasta convertirse en director de auditoría interna y director general de operaciones.

La sombra de Arthur Andersen también se proyecta sobre el consejo de administración de Inditex. Además del propio Crespo, un consejero que permanece en el cargo como José Luis Durán y otro que lo abandonó años atrás, José Luis Vázquez Mariño, también desempeñaron cargos en la auditora antes de recalar en el órgano de representación de los accionistas del grupo gallego. El primero estuvo en nómina de Arthur Andersen entre 1987 y 1990, una etapa a la que puso punto y final en el año en el que se incorporaba otro directivo clave en el universo Ortega: José Leyte.

El antiguo gestor de la fortuna personal de Rosalía Mera y de Sandra Ortega (con quien ha acabado en los tribunales) trabajó en Arthur Andersen entre los años 1990 y 1995, antes de recalar en Barclays, Deutsche Bank o la dirección de banca privada de Caixa Galicia.

EY releva a KPMG como auditora de Inditex

Inditex ha encontrado uno de sus principales caladeros para pescar directivos clave en la firma que precisamente fue su auditora hasta el año 2002. Fue entonces cuando la multinacional gallega decidió prescindir de los servicios de Arthur Andersen, después de que su filial se integrase en Deloitte tras la crisis que sufrió ante el escándalo por la quiebra de Enron.

La auditora se vio golpeada por una crisis de confianza después de ser condenada inicialmente por un delito de destrucción de documentos del que fue absuelta tres años después por el Tribunal Supremo de Estados Unidos. Para entonces, la firma ya había perdido buena parte de los contratos que tenía amarrados con grandes empresas como Inditex, que apostó por un relevo en su auditor, dejando así que el escrutinio de sus cuentas comenzase a correr cargo de KPMG. Esta última ha venido desarrollando esta tarea hasta el año 2012, cuando fue relevada por Deloitte, que pondrá punto y final este año, toda vez que a partir de 2022 será EY la nueva auditora en una nueva etapa ya con Marta Ortega al mando.