De EEUU a Corea: cuatro gigantes acompañan a Zendal en la producción de la vacuna de Novavax

Además de la gallega Zendal, a través de su filial Biofabri, grandes grupos como Fujifilm Biotechnologies en EEUU y Reino Unido, SK Bioscience en Corea, Takeda en Japón y Serum Institute en India participarán en la fabricación de la vacuna contra el Covid de Novavax

Novavax

Imagen de archivo de las vacunas de Novavax que serán producidas por Zendal en O Porriño

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recibió este martes la solicitud oficial de Janssen, filial de la estadounidense Jonhson & Jonhson, para que la farmacéutica obtenga una licencia de uso condicional contra el Covid en la UE. Es un nuevo paso al frente del bloque de biotecnológicas cuyos compuestos, que pueden jugar un papel clave a la hora de acelerar la inmunidad de la población, aún no cuentan con el ok de los reguladores comunitarios. En esa situación también se encuentra Novavax, compañía americana que llegó a un acuerdo con el grupo gallego Zendal que, a través de su filial Biofabri, producirá la vacuna para su distribución en la Unión Europea una vez esté aprobada.

Desde el pasado 3 de febrero, la EMA está evaluando “a tiempo real” los resultados de las pruebas de Novavax, que está llevando ensayos clínicos en un grupo más amplio de personas para evaluar la seguridad, eficacia e inmunogenecidad de su vacuna.

La UE aún no ha comunicado que se haya cerrado un contrato formalmente con Novavax, si bien recientemente Reuters informó de que la administración comunitaria podría firmar en breve un acuerdo de suministro de vacunas. La Unión Europea ya llevó a cabo negociaciones preliminares el pasado mes de diciembre para el suministro de 100 millones de dosis y una opción de otros 100 millones.

En el acuerdo que finalmente se cierre jugará un papel importante Zendal, el grupo gallego con sede en O Porriño (Pontevedra) que el pasado septiembre selló un contrato con Novavax para la producción de la vacuna. Lo cierto es que el acuerdo alcanzado por el grupo farmacéutico, presidido por Pedro Fernández Puentes, también vicepresidente de Pharma Mar, fue reconocido por el propio Gobierno español como un hito en la industria biotecnológica española. No es para menos, si se tiene en cuenta el número y la envergadura de las otras compañías con las que Novavax ha establecido alianzas.

De Estados Unidos a Corea

En septiembre del año pasado Novavax y el grupo Zendal anunciaron que habían alcanzado un acuerdo por el que el grupo gallego será el encargado de la producción industrial del antígeno de la vacuna de Novavax para la UE. Para la producción de antígenos ha llegado, no obstante, a asociaciones con otras grandes farmacéuticas de todo el mundo.

De hecho, un mes antes de anunciar su alianza con la compañía de O Porriño, también comunicó su acuerdo con el grupo Fujifilm Diosynth Biotechnologies, que se dedica a la fabricación y desarrollo de productos biológicos, para fabricar el componente antígeno de su vacuna en la planta que posee en Billingham, en Reino Unido, así como en Estados Unidos, en las filiales del grupo en Texas y Carolina del Norte. Fujifilm Diosynth se define como «líder mundial» de desarrollo y fabricación por contrato de productos biológicos y vacunas.

Novavax también cerró un acuerdo con con la compañía coreana SK Bioscience, de SK Group, para el desarrollo y suministro del antígeno a los mercados globales. Precisamente esta semana, el grupo norteamericano anunció que ampliaba su colaboración con esta biotecnológica por la que, además del acuerdo de fabricación, se sellaba otro de comercialización, derivado además de que SK «ha finalizado un acuerdo de compra anticipada con el Gobierno coreano para suministrar 40 millones de dosis de la vacuna al país a partir de este año».

Acuerdos en Japón e India

Al margen de Zendal, Fujifilm y SK, que han llegado a acuerdos para la producción del antígeno (que también se fabrica en la propia filial del grupo Novavax CZ, en República Checa), la compañía americana alcanzó acuerdos con la japonesa Takeda Pharmaceutical y con el Serum Institute, en la India.

El hito de Zendal es mayor si se tiene en cuenta la trayectoria del resto de grupos con los que ha alcanzado acuerdos Novavax. Takeda es la compañía farmacéutica más grande de Japón, con filiales en Europa y en Estados Unidos. Los americanos publicitaron un acuerdo de asociación con el gigante japonés en agosto de 2020, en este caso para el desarrollo, fabricación y comercialización de la vacuna. Según se informó en aquella altura, Takeda recibiría financiación del Ministerio de Salud del Gobierno de Japón para apoyar la transferencia de tecnología, el establecimiento de infraestructura y para conseguir una mayor escala de fabricación, siendo la previsión fabricar más de 250 millones de dosis de la vacuna para el Covid por año.

Por su parte, el Serum Institute of India (SIIPL) es una empresa de biotecnología que presume de ser «el mayor fabricante de vacunas del mundo». Es una filial de la sociedad cartera Poonawalle Investment and Industries, un gigante con sede en la ciudad de Puna que tienen intereses tanto en el sector farmacéutico como en finanzas, aviación, sector hotelero e inmobiliario.

Los números de Zendal

La vacuna de Novavax puede ser todo un revulsivo para el grupo Zendal, culminando así una carrera ascendente que lleva años forjando. Como grupo consolidado, la compañía que lidera Pedro Fernández Puentes maneja unos activos de 106 millones de euros, con un fuerte crecimiento en 2019, año en el que prosiguió con su transformación. Al cierre de ese año, último del que hay datos en el Registro Mercantil, el grupo firma unas cuentas con un patrimonio de 65 millones de euros, con unas reservas que superan los 50 millones.

Las ventas del grupo, de modo consolidado, se sitúan en 44,6 millones de euros al cierre de 2019, frente a unos ingresos de 39 millones un año antes. El resultado consolidado del ejercicio se elevó el año anterior a a irrupción del Covid hasta los 6,7 millones, en alza sobre un beneficio de 5,6 millones del ejercicio anterior.