Devolución millonaria de Alcoa al Estado en plena parada en San Cibrao

La multinacional americana indica que, en su segundo trimestre, realizó un pago al Estado de 37 millones por la pugna que mantenían por la reclamación de las compensaciones de CO2 de 2018 y 2019

La planta de aluminio primario de Alcoa detuvo su producción en diciembre del año pasado y hasta 2024. Foto: EFE

La planta de aluminio primario de Alcoa detuvo su producción en diciembre del año pasado y hasta 2024. Foto: EFE

Tras más de un año de disputa, Alcoa, la multinacional americana dueña de la fábrica de aluminio primario de San Cibrao, reconoce en sus últimas cuentas trimestrales que ha devuelto al Estado español 37 millones de euros reclamados por el Ministerio de Industria debido a las ayudas de compensación de C02 que percibió con esta fábrica en los años 2018 y 2019.

Queda claro en la última memoria de la compañía aluminera, la correspondiente al segundo trimestre de su año fiscal, remitida a la SEC americana, una suerte de equivalente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Lo cierto es que en que ya en su informe relativo al primer trimestre anunciaba el posible pago de esta cantidad, demandada por los de Reyes Maroto y cuya reclamación habría llegado a los juzgados.

Las ayudas de CO2 y el ERE que no fue

La pugna con la compañía americana comenzó en el año 2020, cuando los de Pittsburgh plantearon inicialmente un ERE para más de medio millar de empleados en la factoría de San Cibrao. Aunque ese proceso fue tumbado posteriormente en los tribunales, Industria procedió a reclamar a la multinacional el reembolso de las ayudas percibidas en concepto de créditos de compensación de CO2 durante los ejercicios 2018 y 2019. Lo hizo, argumentando que estas ayudas están ligadas al mantenimiento del empleo y la producción durante los tres años siguientes a su recepción.

Explican los administradores de Alcoa, en las cuentas remitidas ante el regulador americano, que fue en junio de 2021 cuando el ministerio comenzó el proceso de reclamación. “Alcoa no estuvo de acuerdo con la posición del ministerio ya que el proceso de despido colectivo no concluyó y las operaciones de calificación y el empleo en San Cibrao se mantuvieron durante el periodo de tres años correspondiente”, destacan.

La firma indica que, por este motivo, solicitó suspender “el pago de los créditos reclamados (e intereses) a cambio de una garantía bancaria”. Sin embargo, expone que el pasado 26 de abril, “la Audiencia Nacional española rechazó la solicitud de la sociedad y la misma realizó un pago aproximado de 41 millones de dólares por los créditos de compensación e intereses de 2018 y 2019”.

Aluminio y alúmina

La devolución se produce mientras la planta de aluminio primario de Alcoa se mantiene parada en base al acuerdo que alcanzaron empresa y sindicatos a finales del año pasado y que pasaba por cerrar las cubas de electrólisis para reabrirlas a partir de 2024, momento en el que el precio de la factura eléctrica debería haber retrocedido.

Al margen, los de Roy Harvey anunciaron la pasada semana la refinería de alúmina, que sí está operativa,“irá reduciendo durante los próximos dos meses su producción hasta llegar a entre un 50 y un 60% de los 1,6 millones de toneladas de su capacidad anual”. Hay que tener en cuenta que a principios de julio ya se anunció un recorte de un 15%. Conectada al gasoducto da Mariña, en este caso, la medida no se debe a los precios eléctricos, sino a la escalada de la tarifa del gas.

Eso sí, los de Pittsburgh indican que la bajada de producción “no afectará a los acuerdos con los clientes, a los niveles de empleo en la planta o a cualquier mantenimiento o inversión planificada”.