El comité de Navantia estalla contra el carrusel de cambios en la cúpula de Ferrol

Comisiones Obreras critica que la dirección de Navantia oculte motivos del cese del anterior director de los astilleros de la Ría de Ferrol y la sequía de contratos e inversiones

El comité de Navantia estalla contra el carrusel de cambios en la cúpula de Ferrol

Comisiones Obreras carga contra la cúpula de Navantia por el nuevo cambio en la dirección de los astilleros de la Ría de Ferrol. El sindicato censura que las instalaciones gallegas han contado con cuatro directores en cuatro años. “Esto es un no parar. En marzo del 2017 el director se llamaba Julio Martin y ahora se llama Eduardo Dobarro, y entre ambos estuvieron Rafael Suarez y el destituido la semana pasada Jorge Filgueiras”, critican.

CC OO, que ganó las elecciones sindicales de Navantia en la Ría de Ferrol en 2019 lamenta que ni la presidenta de la compañía, Belén Gualda, ni ningún otro miembro de su cúpula han informado  “del porqué de esta destitución” y critican también el timing de la decisión. No entendemos que el mismo que nombra al director hace 2 años, lo destituya a falta de un mes escaso de que marche para Australia el último barco construido en nuestros astilleros. ¿Qué pensará el cliente?”, se preguntan.

Crisis en Ferrol

El cese de Filgueiras se produce en pleno cisma en Navantia-Ferrol por la sequía de nuevos contratos y de inversiones como en el plan de modernización 4.0 que llevaba como buque insignia la puesta en marcha del dique seco. Además, los sindicatos constatan que “el programa de las F-110 camina renqueante hacia la PDR (Revisión Preliminar del Diseño, por sus siglas en inglés) y que “la subactividad se extiende” en el astillero a “un porcentaje mayor de la plantilla”.

Ante esta situación, el sindicato recoge que los trabajadores temen que la dirección de Navantia tiene en marcha un plan para clausurar sus instalaciones. “Quieren cerrar el astillero de Ferrol, como han hecho con el astillero de Fene”, aseguran, antes de explicar que “los cambios constantes en los directivos de puestos claves son sólo un síntoma más” del desinterés de Navantia con el astillero de Ferrol.