Ence recurrirá ante el Supremo el fin de su concesión y avisa: “Más de 5.000 familias dependen de ello”

Ence anuncia que “agotará todas las vías jurídicas posibles” para asegurar su mantenimiento en la ría de Pontevedra

Decenas de trabajadores de la fábrica de Ence se manifiestan por el cierre de la fábrica, en Lourizán, Pontevedra, Galicia (España). Europa Press

Decenas de trabajadores de la fábrica de Ence se manifiestan por el cierre de la fábrica, en Lourizán, Pontevedra, Galicia (España). Europa Press

Ence no pierde el tiempo. Unas horas después de que se hiciese pública la sentencia de la Audiencia Nacional que tumba la prórroga que el Gobierno de Mariano Rajoy le dio a la pastera para seguir en la ría de Pontevedra hasta 2073, el grupo anuncia que recurrirá el fallo ante el Tribunal Supremo.

La Audiencia Nacional desarma la tesis de Ence, apoyada por la Xunta, de que no hay una ubicación alternativa para la pastera fuera de la ría. “Desde el respeto absoluto a las decisiones de la justicia, Ence quiere poner de manifiesto su desacuerdo con esta decisión del tribunal, tal y como demuestran estudios independientes como los de la ingeniería Idom. Por ello, agotará todas las vías jurídicas posibles en defensa de sus intereses. La compañía reitera la validez de la prórroga de esta concesión, de la que dependen más de 5.100 familias en Galicia de forma directa e indirecta”, asegura la compañía, que ya ha avanzado que la próxima semana convocará una conference call con inversores a fin de dar respuesta “a las cuestiones que se puedan suscitar con relación a la información publicada”.

Golpe a los productores forestales

«Esta ampliación fue realizada en cumplimiento estricto de la legalidad, en aplicación de la Ley 2/2013 de Costas y el Reglamento General de Costas de 2014. Además, Ence se comprometió a desarrollar un programa de inversiones en Galicia por otros 47 millones de euros, y a implementar un plan social en Pontevedra de 3 millones al año durante los 60 años de concesión», apunta.

“La sentencia de la Audiencia Nacional supone un duro golpe para el empleo y la economía de toda Galicia. Ence es una de las principales industrias de la comunidad autónoma. La biofábrica de Pontevedra dispone de una plantilla fija de 400 empleados a los que se unen 2.700 puestos de trabajo de contratistas del área industrial, logística y del transporte. Adicionalmente, otros 2.100 empleos del sector forestal de Galicia dependen directamente de la actividad de Ence-Pontevedra. En total, más de 5.100 empleos, a los que se suman las cerca de 200.000 familias productoras forestales del Norte de España, que también se verían afectadas por el cese de la actividad de esta planta y la consiguiente caída de la demanda”, asegura la cotizada.