Eva Cárdenas engorda su inmobiliaria, con activos que rozan los cuatro millones

Con unos discretos beneficios de apenas 30.000 euros en 2021, el patrimonio de Niebla Azul triplica el que declara Núñez Feijóo, líder de la oposición y pareja de la empresaria

Eva Cárdenas, ex de Zara Home y de Sargadelos

Eva Cárdenas, ex de Zara Home y de Sargadelos, ve cómo su inmobiliaria Niebla Azul crece en activos poco a poco, hasta rozar los cuatro millones de euros. Foto: EFE/Lavandeira Jr

Este verano, Eva Cárdenas, la que fuera directora de Zara Home entre los años 2003 y 2018, cerró su etapa como asesora de la histórica compañía gallega de cerámica Sargadelos. El movimiento se produjo a cuatro meses de que cumpliese su segundo aniversario en la firma con sede en Cervo y, para muchos, está relacionado con el traslado de la ejecutiva a Madrid junto con su pareja, el expresidente de la Xunta y líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Sin embargo, en el terreno de los negocios, hay algo que permanece invariable: la apuesta por su inmobiliaria, Niebla Azul, que ha visto cómo sus activos vuelven a engordar hasta aproximarse a los cuatro millones de euros.

Así lo revelan los datos depositados ante el Registro Mercantil y consultados por Economía Digital Galicia. El balance de la sociedad domiciliada en A Coruña evidencia que en Niebla Azul las cosas van hacia arriba, aunque despacio. La inmobiliaria que Eva Cárdenas montó con su hija Gabriela finalizó 2021, su tercer año de vida, con unos activos que se incrementaron desde los 3,5 a los 3,86 millones de euros. Hay que tener en cuenta que los mismos se elevaron en plena pandemia casi un 30%, ya que a finales de 2019 estaban tasados en poco más de tres millones de euros.

Más deuda, menos beneficios

El incremento de activos en los últimos años ha ido parejo a un crecimiento de la deuda de la compañía. Niebla Azul, que como inmobiliaria actúa en A Coruña y en Madrid, cerró el ejercicio 2021 sin apenas registrar deuda a largo plazo (de tan solo 1.500 euros), pero con una deuda a corto con entidades financieras que se disparó en un año desde los 379.000 a los 735.000 euros.

La cifra de negocios de la compañía se redujo ligeramente, desde los 131.000 a los 127.882 euros, en consonancia con una reducción de su resultado neto, que se minoró desde los 53.000 euros netos ganados el año de la pandemia a los 27.000 del pasado ejercicio. En todo caso, Eva Cárdenas se anota su segundo año de beneficios, tras las iniciales pérdidas de 20.000 euros que computó en 2019, su primer año completo como promotora inmobiliaria.

Patrimonio

El patrimonio neto de la sociedad, que hasta ahora nunca ha repartido dividendos, se queda en unos 3,1 millones de euros. Por establecer una comparativa, es más del triple de que lo que el pasado verano declaró ante el Senado la pareja de Cárdenas, Alberto Núñez Feijóo.

En el caso del político, su patrimonio personal supera el millón de euros. Una cantidad que se divide en una cuenta corriente con algo más de 157.000 euros, además de 97 acciones de Telefónica y 2.500 de Inditex. Su fortuna personal se completa con un fondo de inversiones en Abanca de 481.500 euros y un plan de pensiones de algo más de 190.000 euros. Además, también tiene a su nombre una vivienda en Madrid y un piso y un garaje en Vigo con un valor catrastal de algo más de 230.000 euros. En total, algo más de 1,2 millones.

Eva Cárdenas y Alberto Núñez Feijóo a su llegada al Náutico de A Coruña para la celebración de la boda de Marta Ortega
Eva Cárdenas y Alberto Núñez Feijóo a su llegada al Náutico de A Coruña para la celebración de la boda de Marta Ortega

Al margen de los números de su inmobiliaria, el patrimonio personal de la ejecutiva gallega es una incógnita. Al tener carácter externo, su sueldo en Sargadelos como asesora no se refleja desglosado en la memoria de la compañía. No obstante, la ahora empresaria del ladrillo abandonó Inditex en el año 2018, tras quince como directora de Zara Home, con una indemnización que rondaría los 2,1 millones de euros. Entre sus propiedades inmobiliarias, según distintas fuentes, contaría con una casa de piedra ubicada en Moaña que adquirió en 2019.

Niebla Azul solo declara una empleada en la sociedad. A pesar de que no ha repartido dividendos desde su constitución, refleja unos gastos de personal de unos 34.000 euros.