Golpe a Stolt Sea Farm: el líder del cultivo de rodaballo reduce beneficios a la séptima parte

La compañía, filial del grupo noruego y con cinco plantas repartidas por Galicia, acusa el Covid con una caída en las ventas superior al 20%, hasta los 74,3 millones

Stolt Sea Farm

Imagen de archivo del a piscifactoría de Stolt Sea Farm en Cabo Vilán

El líder del cultivo de rodaballo en Galicia, con cinco plantas repartidas por la costa, acusa el golpe del Covid, pero logra aguantar. Stolt Sea Farm cerró el ejercicio terminado al 30 de noviembre de 2020 con un importe neto de la cifra de negocios de 74,3 millones de euros, lo que representa un descenso del 20,5% respecto al ejercicio 2019. Sus beneficios se han reducido a la séptima parte, algo por encima del millón de euros.  

Este descenso de facturación, según explica la propia compañía en la memoria que acompaña sus cuentas, es debido tanto a la caída de los volúmenes de venta, un 8,2% inferior al ejercicio anterior en el caso del rodaballo y un 16,6% menos en el caso del lenguado, como al retroceso de los precios medios de venta, un 14% para el rodaballo y un 4,8% en el caso del lenguado. “Estos descensos”, dice Stolt Sea Farm, “son consecuencia directa de los efectos de la pandemia causada por el Covid-19 y el consiguiente cierre del sector horeca”.

Los beneficios 

Stolt Sea Farm cuenta con plantas en Merexo (Muxía), Lira y Quilmas (Carnota), Couso (Ribeira) y Cabo Vilán (Camariñas).  En términos absolutos, el resultado de explotación en el 2020 fue de 1,6 millones de euros, frente a los 9,5 millones del ejercicio anterior. El resultado de explotación antes de amortizaciones, subvenciones y deterioro relacionados con el inmovilizado fue de tres millones, inferior a los 10,9 millones de euros del ejercicio anterior. 

La compañía explica que el resultado operativo viene marcado principalmente por la venta del rodaballo engordado en propias instalaciones, y el efecto conjunto del descenso en los volúmenes de venta y precio medio, ha ocasionado que el resultado de explotación en porcentaje respecto a la facturación se reduzca hasta el 2,23% de la cifra de negocios, en comparación con el 10,24% que representaba en el ejercicio anterior. 

Nuevo rumbo 

Superado el impacto de la pandemia, la sociedad espera “una paulatina subida en los volúmenes y precios de venta de rodaballo y lenguado para recuperar volúmenes de venta cercanos a ejercicios anteriores a finales del ejercicio siguiente o superarlos en el caso del lenguado, al comercializar la producción de una nueva granja en recirculación de Acuidoro SL”. “Unido esto al continuo trabajo en optimizar los costes, para el 2021 la sociedad espera un resultado superior al de este ejercicio”, dicen los gestores de la filial gallega del grupo noruego. 

Durante enero de este año se hizo pública la intención del Grupo Stolt Nielsen de lanzar una oferta pública sobre las acciones del negocio europeo de acuicultura. “Grupo Stolt Nielsen está actualmente evaluando la potencial salida a bolsa del grupo Sta Sea Farm en Oslo, manteniéndose, en todo caso, como accionista mayoritario de la sociedad”, dice en su memoria la filial gallega.