Iberdrola y Finsa desembarcan en el metanol verde con una inversión de 40 millones en Pontevedra

La energética de Ignacio Sánchez Galán y Foresa, la filial química de Finsa, proyectan una planta de metanol en Caldas de Reis con una producción de 2.900 toneladas al año

Planta de Foresa en Caldas de Rei

Planta de Foresa en Caldas de Rei

Iberdrola y Foresa, la filial química de Finsa, han alcanzado una alianza para producir metanol renovable en Caldas de Reis (Pontevedra) a través del proyecto Green Umia, que supondrá una inversión superior a los 40 millones de euros y generará, según sus cálculos, hasta 900 puestos de empleo durante la fase de construcción –entre directos, indirectos e inducidos– y 265 durante la fase de explotación, según estimaciones de las compañías.

Una vez en funcionamiento la planta de metal renovable evitará la emisión de unas 58.000 toneladas de CO2 durante los primeros diez años de funcionamiento, como resultado de 2.900 toneladas anuales que Foresa incorporará en una gran variedad de industrias. 

El proyecto ha sido presentado en el programa de ayudas para proyectos Pioneros y Singulares de Hidrógeno Renovable del IDAE y propone una «solución pionera» para integrar en una misma ubicación la producción y el uso industrial de hidrógeno verde, que junto con el dióxido de carbono capturado de una fuente biomásica, se va a utilizar para sintetizar el metanol renovable.

Nuevo parque eólico

Para que el metanol pueda ser considerado verde es necesario que el suministro para la producción de hidrógeno verde proceda de fuentes de generación renovable de nueva construcción. Por ello, se establecerá un acuerdo de suministro energético desde el parque eólico Castro Valente situado a 12km de la futura planta de metanol.

El parque eólico se localiza en los municipios de Padrón (A Coruña) y A Estrada (Pontevedra), y consiste en la instalación de 3 aerogeneradores de 6 MW cada uno, con una potencia total de 18 MW. La construcción de este parque eólico supondrá a su vez una inversión aproximada de 14 millones de euros y la generación de unos 70 puestos de trabajo (directos, indirectos e inducidos) durante la fase de construcción y de unos 5 puestos de trabajo (directos, indirectos e inducidos) durante la fase de explotación.

Iniciativa empresarial prioritaria

El Consello de la Xunta ha aprobado este jueves la declaración del proyecto como Iniciativa Empresarial Prioritaria (IEP), algo que permitirá su operación comercial en julio de 2025. El Gobierno autonómico pretende así impulsar una iniciativa con la que se pretende «reducir las importaciones gallegas de metanol, sustituyéndolas por una producción local sostenible». 

La Xunta ha puesto en valor el impulso para la industria local y para la generación riqueza de la zona ya que el proyecto «impulsará la creación de 55 empleos directos» de los que el «46% será empleo femenino». 

En todo caso, Iberdrola y Foresa no son los primeros en Galicia en el desembarco en el metanol verde. Forestal del Atlántico, del grupo Tojeiro, fue el primero en presentar un proyecto para la creación de una planta en Mugardos que podría estar ya operativa en 2025 y que ya ha recibido el plácet de la Xunta y su calificación de iniciativa empresarial de carácter prioritario.