El Puerto de A Coruña acelera el recorte de emisiones contaminantes

El Puerto de A Coruña ha rebajado sus emisiones de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y partículas PM 10 en los últimos años como parte de su política de sostenibilidad

Puerto de A Coruña

Imagen de archivo de contenedores en el Puerto de A Coruña

La Autoridad Portuaria de A Coruña suma y sigue con su estrategia medioambiental. La institución ahora presidida por Martín Fernández Prado ha cerrado tres años consecutivos sin una sola queja por motivos medioambientales y acelera el recorte de emisiones de gases contaminantes, que se han rebajado hasta situarse a una distancia holgada respecto a los umbrales recomendados como máximo.

Así lo refleja la última memoria de sostenibilidad del ente portuario coruñés, que revela que las emisiones generadas a través de las actividades registradas en sus instalaciones cumplen con los objetivos marcados tanto en óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, dióxido de azufre o en las llamadas PM10 (partículas de polvo o cenizas).

En concreto, a falta de conocer los datos oficiales del 2020, el  puerto interior de A Coruña cerró 369 de los 365 días del año 2019 por debajo del valor límite de 50 miligramos de PM10 por metro cúbico que las autoridades sanitarias marcan como objetivo. Según se establece, lo recomendable es que estos niveles no se superen más de 50 días al año, unos registros de los que el Puerto de A Coruña logra distanciarse tras haber continuado con sus esfuerzos en la reducción de estas emisiones.

Bajada de emisiones

Por su parte, tanto el puerto interior como el exterior no superaron en ningún día de todo 2019 el límite de 125 miligramos por metro cúbico de emisiones de dióxido de azufre, redoblando así unos esfuerzos que ya habían llevado a la institución a lograr idéntico resultado en 2018 y a superar estos registros en tan solo una jornada a lo largo de todo el 2017 en el Puerto Exterior (el número máximo recomendado es de tres días al año).  

Pero donde más patente se hace este recorte de emisiones contaminantes es en el apartado de dióxido de nitrógeno. Los datos arrojados por el puerto interior de A Coruña reflejan que su valor medio anual ha pasado de 93 miligramos por metro cúbico en 2017 a 61 miligramos en 2018 y 32 miligramos en 2019, algo que ha permitido situarse por debajo de los 40 miligramos que tiene fijados como objetivo.

Sistemas para rebajar la huella ambiental

La Autoridad Portuaria de A Coruña realiza las mediciones de estos gases en sus estaciones del puerto interior y de Punta Langosteira y, además, cuenta con sendas estaciones meteorológicas automáticas en cada una de sus dársenas. Estas se encuentran instaladas en el morro del dique de abrigo y en el martillo, respectivamente. El objetivo es registrar los campos de viento y los transportes asociados y calcular la dispersión de estas partículas contaminantes.

“Para la prevención de emisiones se cuenta con sistemas de riego de alta presión de agua con tensoactivos que mantiene en todo momento humedecida desde la cima las parvas”, asegura la institución en su memoria medioambiental.

Las medidas para alcanzar la reducción de emisiones actúan sobre el consumo de gasóleo en calderas, el consumo eléctrico del alumbrado, los desplazamientos de la flota de vehículos de la Autoridad Portuaria, el transporte pesado, el uso de maquinaria de mantenimiento, la combustión en los motores de buques o calderas de edificios, así como en las actividades de carga y descarga.