S&P mejora la perspectiva sobre Abanca tras ganar 160 millones el año del Covid

La agencia de calificación americana mantiene el rating de Abanca y mejora sus perspectivas sobre la entidad tras reforzar sus márgenes y su cartera de activos

S&P mejora la perspectiva sobre Abanca tras ganar 160 millones el año del Covid

La agencia de calificación Standard & Poor’s revisa al alza su perspectiva sobre Abanca. La entidad presidida por Juan Carlos Escotet ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un comunicado en el que revela que S&P Global Ratings ha elevado a estable la perspectiva sobre su calificación.

El rating de Abanca se mantiene en BB+ y B a largo y corto plazo, al tiempo que mejora la perspectiva, algo que la entidad gallega explica que se debe al “fortalecimiento de la capitalización” y “la mejora de la calidad” de sus activos, factores que “han sido determinantes para esta decisión” por parte de S&P.

Abanca mejora márgenes, capitalización y rebaja la morosidad

La decisión por parte de la agencia de la agencia de calificación estadounidense se produce una semana después de que Abanca presentase sus resultados del ejercicio 2020. La entidad presidida por Juan Carlos Escotet ganó 160 millones de euros. La cifra ascendería hasta los 405 millones de euros de no ser por las provisiones por valor que ha tenido que dedicar por valor de 273 millones con el objetivo de afrontar el ejercicio 2021 desde una posición de solidez. 

La tasa de morosidad del banco se situó en el 2% y su cobertura, en el 81,2%, motivo por el cual Abanca asegura ser líder en la calidad de los activos del sector financiero español. La entidad gallega, que rebajó su mora casi un punto porcentual pese a la pandemia, cerró el año pasado con un exceso de capital de 1.770 millones sobre los requisitos regulatorios de solvencia y logró elevar el volumen de crédito un 6,6% (hasta los 38.352 millones de euros), así como todos los márgenes. El de intereses aumentó hasta los 643 millones, un 12% más, y el básico repuntó un 12,4%, hasta los 877 millones. El que mayor subida protagonizó fue el margen bruto, que se disparó un 21,2% pese a la crisis por el Covid-19.