Un proveedor implica ante la jueza a directivos de Goa Invest en una red de facturas falsas

La querella presentada por Valcor Invest y Valmar contra Kimak Solutions y Caamaño afecta a una veintena de personas físicas y jurídicas entre las que se encuentran el presidente y expresidente de Goa Invest, la constructora de Inditex

Iamgen de archivo de una tienda de Inditex en obras antes de su apertura en Madrid. Foto: EFE

Iamgen de archivo de una tienda de Inditex en obras antes de su apertura en Madrid. Foto: EFE

La querella admitida a trámite por la titular del Juzgado de Instrucción número seis de A Coruña, dirigida contra ejecutivos y accionistas del antiguo Grupo Caamaño y también contra directivos de Goa Invest, la constructora de Inditex, traza una relación entre las partes denunciadas que se sustancia en una trama en cuyo vértice se encuentra el empresario José María Caamaño Louro. En total, la acción penal afecta a una veintena de personas y sociedades.

Admitida ya a trámite y en fase de diligencias previas, la querella fue presentada por un exsocio de Caamaño Louro, que rompió con el empresario tras una vinculación de años. A través de las sociedades Valcor Invest SA y Valmar Construcciones y Desarrollos SL, Julio Vales Ponte atribuye ante la jueza presuntos delitos de administración desleal, falsedad en documento mercantil, falsedad documental y corrupción en los negocios a una red de once personas físicas y otras tantas jurídicas.

Los directivos de Goa Invest

Entre los querellados se encuentran el actual presidente de Goa Invest, José Manuel Queijeiro Pérez, en la presidencia de la constructora de Inditex desde diciembre de 2020, y también su predecesor en el cargo, su padre, Manuel Queijeiro Mosquera, histórico del grupo textil. La querella, sin embargo, no va dirigida contra Goa Invest como persona jurídica, sino contra al menos tres de sus ejecutivos.

¿Y sobre qué pivota la implicación de los directivos de la constructora de Inditex en los hechos denunciados por Vales Ponte? Concretamente, sobre los presuntos delitos de falsedad en documento mercantil y corrupción en los negocios, de acuerdo con los datos de la querella a los que ha tenido acceso Economía Digital Galicia.

El supuesto modus operandi

El presunto delito de falsedad en documento mercantil pasaría por la emisión de facturas falsas a cargo de las propias empresas del Grupo Caamaño y sus proveedores por trabajos o servicios inexistentes. Esta exigencia era requisito previo, según la querella, a la adjudicación de encargos a sus subcontratistas, y era justificada “como necesaria para producir una merma en los resultados financieros de cara al cliente final, Goa Invest, ya que esta entidad realizaba regularmente controles al objeto de conocer la situación financiera de los proveedores intervinientes en la cadena de suministro de servicios, para posteriormente plantearles una rebaja de precios”.

El objetivo de la operativa pasaba, según el denunciante, por “sortear los controles financieros a los que Goa Invest sometía a sus proveedores, así como falsear ante esta entidad el resultado económico de las obras”, además de obtener beneficios fiscales, al deducir el IVA soportado en las facturas falsas, compensándolo sobre el IVA repercutido.

En la querella que tramita el Juzgado de Instrucción número seis de A Coruña se alude de manera explícita a la división operativa Architectural & Construction Management (ACM), de Goa Invest, y a tres directivos de la constructora, a los que atribuye pleno conocimiento de estas dinámicas y asegura que actuaron “en connivencia” con Caamaño Louro, por lo que podrían, dicen los abogados de Vales Ponte, estar incurriendo en un delito de corrupción en los negocios tipificado en el Código Penal.