Récord de inflación en Galicia: 11,5% en julio, por encima de la media española 

El INE sitúa en el 11,5% el IPC interanual en Galicia en julio, mayor cifra desde 1984 y casi un punto por encima de la media

EL IPC en Galicia aumenta un 11,5% con respecto al mismo periodo del 2021

EL IPC en Galicia aumenta un 11,5% con respecto al mismo periodo del 2021. EFE

La inflación castiga Galicia con especial intensidad. El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 11,5% en Galicia en julio en comparación con el mismo mes de 2021, según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) este viernes. De este modo, continúa con la escalada de precios, puesto que crece 0,4 puntos respecto a junio, entre los repuntes más acusados del país. Así, Galicia se anota su mayor inflación desde septiembre de 1984, cuando también se situó en el 11,5% por aquel entonces. 

El dato gallego es 0,7 puntos superior al 10,8% que se registra en la media española, también su nivel más alto desde 1984. Por comunidades, solo el IPC es más acusado en Castilla-La Mancha (13,2%), Castilla y León (12%) y La Rioja (11,7%). 

Vivienda y electricidad 

Por grupos, el que más crece en Galicia en el último año es la vivienda, que incluye electricidad y combustibles, con un alza del 28,1%; seguida por transporte (15,9%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (12,8%). Solo desciende el precio de comunicaciones, y lo hace en una tasa del 2,2%. 

En la media de lo que va de año, entre enero y julio, el aumento del índice general es del 6,5%, con transporte en cabeza del ascenso (13,3%). En la comparativa entre julio y junio, el mayor repunte es el de vivienda (2,7%). 

Caídas mensuales en España 

En España, el IPC cayó un 0,3% en julio en relación al mes anterior, aunque disparó su tasa interanual hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984 y seis décimas por encima de la registrada en junio, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística

El organismo confirma así el dato que avanzó a finales del mes pasado, aunque ha elevado una décima el aumento mensual adelantado. Con el repunte de julio, la inflación encadena dos meses consecutivos por encima del 10%, después de que en junio se situara en el 10,2%. 

Los alimentos, como nunca desde 1994 

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 10,8% en julio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de las viviendas, el vestido y calzado, y a los alimentos y bebidas no alcohólicas. 

La vivienda aumentó su variación anual cuatro puntos, hasta el 23%, a causa del encarecimiento de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gas. En comparación con los datos de junio, la vivienda se ha incrementado un 2,6%. 

El vestido y el calzado se incrementaron más de dos puntos y medio respecto a junio, y la variación anual alcanza el 5%. 

Por su parte, los alimentos y bebidas no alcohólicas alcanzaron el nivel más alto desde el comienzo de la serie histórica, en enero de 1994, con una tasa que se disparó al 13,5%, seis décimas superior a la del mes pasado. 

El INE explica que este encarecimiento de los alimentos y las bebidas no alcohólicas se debe al comportamiento de los precios de la carne y la leche, quesos y huevos, del pan y cereales, y de las legumbres y hortalizas. 

Los transportes registraron una caída de tres puntos respecto a junio, gracias al descenso del precio los carburantes y lubricantes, y la tasa anual quedó en julio el 16,2%, por el descenso del precio los carburantes y lubricantes. 

La subyacente, en el 6,1% 

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en julio seis décimas, hasta el 6,1%, su valor más alto desde enero de 1993. 

En el séptimo mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 10,7%, siete décimas por encima de los datos de junio. La variación mensual del IPCA mostró un descenso del 0,6%, según los datos del INE. 

La caída del mes 

En tasa mensual (julio sobre junio), el IPC descendió un 0,3%, después de que en el mes anterior (junio sobre mayo) registrara un alza del 1,9%, su mayor repunte en un mes de junio desde 1977. 

A lo largo de julio, contribuyeron a este descenso las caídas en los precios de las prendas de vestir (descenso del 10,9%), el calzado (8%), los carburantes y lubricantes para vehículos personales (4,7%), las frutas (5,7%) y los servicios de telefonías y fax (2,1%). 

No obstante, en julio se registraron incrementos importantes en los paquetes turísticos, con un repunte del 13% respecto a junio, seguido de la electricidad (6,4%), o los servicios de alojamiento (2,6%). 

Canarias y Madrid resisten 

La tasa anual del IPC subió en julio en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se produjeron en Navarra y La Rioja, con un alza de 1,2 y 1,1 puntos respectivamente. 

El IPC avanzó 0,9 puntos en Canarias, Extremadura y País Vasco, mientras que en Aragón, Castilla y León y Galicia subió 0,4 puntos, y 0,1 puntos en Madrid. 

Por comunidades autónomas, el IPC más bajo de julio se registró en Canarias, con un 9,4%, seguido de Madrid, con un 9,6%. Por el contrario, en Castilla-La Mancha ascendió al 13,2%, el nivel más alto de todo el país, seguido del 12% de Castilla y León, y el 11,7% de La Rioja. 

También superó el 11% en Andalucía (11,2%), Aragón, Murcia y Navarra (11,4% en las tres comunidades), Asturias (11,1%), Extremadura y Galicia (11,5% en ambos casos). 

En Cataluña, el IPC de julio se situó en el 10,3%, el mismo nivel que en las Islas Baleares, mientras que en la Comunidad Valenciana fue del 10,9%, al igual que en Melilla. En el País Vasco y Cantabria, la tasa de julio quedó en ambos casos el 10,5% y en Ceuta, en el 10%.